La tercera enseñanza

28 marzo 2008 at 10:44 am Deja un comentario

Hoy viernes termino con la tercera de las grandes enseñanzas de este úlimo viaje. Tras entender la importancia de compensar el impetu y la acción con el reposo y la reflexión y recordando la importancia de dominar el arte del regateo para que no se caigan o desprestigien tus trabajos, llega algo mucho más fácil de explicar. La extraordinaria efectividad de un equipo sinérgico o la satisfacción de rodearte de buenos compañeros de viaje.

Parece mentira que cuando te planteas un viaje y ofreces a las personas que te rodean si quieres apuntarse o acompañarte pocas veces nos paramos a pensar cómo será viajar con esa persona.

Nunca se nos ocurriría comenzar un negocio sin estudiar a nuestros socios, pero en ocasiones nuestros compañeros de viaje, vease jefes o compañeros, nos han sido impuestos o coyunturalmente asignados. Es de vital importancia generar un clima de sinergia por el cual la aportación de cada uno aumente con creces el resultado final.

He tenido el placer de viajar con una de las mejores personas que conozco. Una persona alegre, creativa y muy enfocada a disfrutar de cada uno de los momentos que el viaje nos mostraba. Eso sin duda influye a que sumado a mis intereses la experiencia haya sido excelente. Gracias por este viaje.

Por otro lado, y siempre con ese espíritu, en el camino se han ido sumando personas que igualmente con ese espíritu, han otorgado aun más valor a la experiencia. Nacho y familia fueron unos excelentes compañeros en las excursiones, con una agradable sorpresa final. Sabino y Sveva, unos jóvenes italianos que nos hicieron muy agradable uno de los mejores días del viaje y que nos sorprendieron comunicánose con nosotros apenas habían aterrizado en Roma. Laura y Mar hacían de cada momento un buen lugar para disfrutar de unas carcajadas. Felipe, Gustavo, Gonzalo, Lorena, Pepe y Mónica pusieron la guinda con unas situaciones muy agradables, unos estupendos bailes y un buen viaje de vuelta. Todos aportaron su granito de arena para engrandecer mi viaje. Yo espero haber puesto también el mio en los suyos respectivamente.

Pero volviendo al tema empresarial, esa es la actitud con la que me quedo y la mejor enseñanza. La creación de un equipo sinergico comienza con una meta y un discurso ilusionante. En nuestro caso es fácil, disfrutar de un buen viaje, pero ¿cuál es el discurso que puedes generar para que todos se sientan identificados y aporten lo mejor? Descúbrelo, comunicalo y comienza a disfrutar de un buen equipo. Te harán el viaje más comodo y muchísima más enriquecedor.

Buen fin de semana.

http://www.rubenturienzo.com

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Regateando El camino hacia la meta III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

marzo 2008
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: