La vida es fácil

21 julio 2008 at 9:00 am Deja un comentario

Somos nosotros quienes nos empeñamos en complicarla.

Y lo hacemos de las maneras más tontas. Unas veces por seguir las normas, otras por creer que vamos a ser mejor tratados o aceptados. Incluso en ocasiones, para supuestamente no hacer daño a otra persona, nos complicamos la vida.

Creemos que lo sabemos todo, creemos que lo controlamos todo y lamentablemente no es así.

La vida es fácil. O eso quiero creer.

Yo me dedicaba a la compraventa inmobiliaria, tramitación de créditos hipotecarios y refinanciaciones, hasta que hace años encontré mi camino en el coaching y en el desarrollo personal. Antes mi vida era un caos, con agendas llenas, poco tiempo para la gente que me rodeaba, malas caras, días tristes y muchos cabreos. Vivir así me reportaba sin duda mucho dinero, pero pocas satisfacciones.

Tras una serie de experiencias y de “desgracias” desde mi anterior punto de vista, me vi obligado a abandonar esa vida. Convaleciente, deprimido y sin expectativas alguien me abrió una nueva vía.

Y esa vía consiste en hacer lo que me gusta, llegar a casa feliz y disfrutar de mi tiempo, invirtiendo mis palabras en ayudar a otras personas a que mejoren. Así de simple.

Yo camino feliz por la vida, y aunque no todo es perfecto y a veces meto la pata por mi mala cabeza, intento seguir mejorando cada día.

En ocasiones nos encontramos ante una situación en la que creemos que todo debe ser así y no tomamos la decisión de cambiar la raíz de la situación si no que nos complicamos la vida con respuestas mucho más elaboradas, llenas de recovecos y trampas. Generando más problemas.

Como en la película “Very bad things” en la que en una despedida de soltero pasa un accidente desagradable y en vez de eliminar la situación de raiz, deciden seguir dando pasos erróneos. Todo al final es una bola tan grande que las decisiones finales son mucho más dolorosas y difíciles de tomar. Una llamada habría solucionado todo.

En fin, esta es una reflexión en voz alta, es algo que traía dentro desde hace unos días y quería compartir con todas las personas que me ayudáis a ser mejor.

Yo revisé mi vida, eliminé las complicaciones (que nadie dice que sea fácil) y aposté por disfrutar y vivir feliz. ¿Qué puedes hacer tú?

En todo caso, espero poder seguir contando con tu presencia mucho tiempo. No olvides una sentencia:

No os toméis la vida demasiado en serio; de todos modos no saldréis vivos de ésta.
Bernard Le Bouvier de Fontenelle

pd. Desde el Miércoles he estado un poco aturdido (debe ser el calor) pero gracias a una persona especial me pongo de nuevo las pilas. Gracias 🙂

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Las leyes inmutables del marketing Pequeño traspiés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

julio 2008
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: