Llegadas

12 noviembre 2008 at 12:01 am 3 comentarios

Si existe un lugar en el que se pueden comprobar todas las teorías sobre la gestión de la incertidumbre, ese es la puerta de llegadas de un aeropuerto.

Como sabéis, la incertidumbre se genera siempre que falta información. Esta falta de información provoca una incertidumbre por esos “huecos informativos” que tendemos a rellenar con nuestros propios miedos. Una vez intoxicada nuestra mente con esos miedos, procedemos a desconfiar de quien nos ha generado esa incertidumbre, e incluso con el resto de compañeros o amigos, lo que produce una nueva falta de comunicación que provocará en los demás una nueva incertidumbre.

El ciclo de la incertidumbre sería el siguiente:

1º Falta de información

2º Incertidumbre

3º Miedos

4º Desconfianza

5º Falta de comunicación …

Pero veámoslo en la parte práctica de la puerta de llegadas de un aeropuerto.

1º Falta de información

Las personas que estamos esperando no salen por la puerta y llevamos ya un rato esperando…

2º Incertidumbre

No sabemos qué está pasando asi que comenzamos a preguntarnos…

3º Miedos

¿Se ha retrasado el avión? ¿Habrán llegado bien? ¿Habrá algún problema?…

4º Desconfianza

Pues podían haber avisado de que salían tarde, o que ya han llegado y están esperando las maletas. Pero claro, sólo piensan en ellos.

5º Falta de comunicación

Una cara hasta los pies y un leve “¿Qué tal el viaje?” para minutos después decir “Pues estaba muy preocupado, podíais haber dicho algo…” Resultado: La persona recién llegada no sólo piensa que hoy no tienes un buen día, si no que comienza a pensar: ¿Qué le habrá pasado? Seguro que no está bien con X, ¿habrán discutido por…?

Sin embargo, hay bastantes variables que evitan esta situación:

1º Rellenar información

Personas que se disponen a pedir información real para rellenar esos huecos y suelen llamar por móvil a sus pasajeros o solicitar información en las ventanillas de la compañía (esto último a veces es peor)

2º Ocupan su tiempo

Personas que están completamente tranquilas porque están leyendo un periódico, jugando a la PSP o hablando por teléfono. Tienen sus mentes ocupadas y por tanto no se preocupan por lo que pueda pasar. Es bastante divertido ver cuando terminan de leer, miran el reloj y entonces… ¡comienza el carnaval emocional!

3º Observan detalles

Personas que comprenden y aceptan la situación mientras que vean salir a personas con imágenes que pueda decirse “esta iba en el mismo avión”. Siempre les verás cerca de la valla y mirando gorros mexicanos, estuches de papiros o botellas de ron de los viajeros y diciendo en voz alta “estos también vienen de…” Se suele tranquilizar pensando que no es un mal común.

4º Viajeros

Suelen ser personas que comprenden cómo funciona el tema aeroportuario y esperan tranquilos, con calma.

Pero si tienen algo en común todas estas especies de la puerta de llegadas es que cuando su espera termina, una enorme sonrisa les parte la cara y un abrazo hace que desaparezca toda la incertidumbre, en un segundo, todo lo malo se esfuma y sólo están ellos y sus aventuras.

Si en algún momento tienes incertidumbre, recuerda la terminal de llegadas de un aeropuerto y actúa en consecuencia, seguro que no tardarás en ponerte a trabajar para eliminar los miedos, rellenar con comunicación o información positiva y esperar ese momento gratificante del “todo ha pasado” </p>

Anuncios

Entry filed under: Herramientas.

Cuestión de actitud La isla de los cinco faros

3 comentarios Add your own

  • 1. Eva Lucas  |  12 noviembre 2008 en 1:11 am

    Hace apenas media hora estaba en esta situación, pero a través del teléfono, ya que la llegada era a muchos kilómetros de aquí (en las islas afortunadas). Nadie esperaba a mis padres allí, sólo yo desde aquí esperaba su llamada. Como se ha retrasado he llamado yo y al ver que aún no daba señal he pensado que no habían aterrizado todavía, así que he esperado tranquilamente un poco más y… tachán!: al empezar a sonar el móvil mi sonrisa ha aparecido y ha sido como abrazar a mi madre al descolgar el teléfono. 😀 Después ha llegado el momento de avisar a otras personas de la familia y dejar a todo el mundo tranquilo.
    Espero que la llegada a Valencia, a su regreso, sea por lo menos igual de positiva.
    Encantada de volver a estar por aquí. Me retiro ya, que el día ha sido largo.
    Ayer comencé el CAP y el tener todo el día ocupado está haciendo que los chicles pierdan su sabor antes de llegar a la cama (tendré que comprar otros más grandes… jeje)
    Buenas noches, Rubén.

  • 2. Juanjo López  |  12 noviembre 2008 en 8:44 pm

    Begoña ya nos ha contado la anecdota con tu libro. ¡Seguro que ella pasó por ese carnaval emocional del que hablas!
    Un abrazo.

  • 3. José Luis del Campo Villares  |  13 noviembre 2008 en 12:12 pm

    ¡Qué buena pinta tiene el nuevo diseño!

    Me gusta.

    Ya tienes el enlace cambiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

noviembre 2008
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: