Cantando bajo la lluvia

8 diciembre 2008 at 12:00 am 6 comentarios

Más de 55 años después de su estreno, “Cantando bajo la lluvia” sigue siendo la película en la que se contiene toda la historia del cine. En clave de musical, reúne todo lo que fue, es y seguirá siendo por muchos años el arte más completo y emocionante del siglo XX. Gene Kelly puso su maestría como bailarín y actor y Stanley Donen depositó en este título imprescindible toneladas de sabiduría cinematográfica. Es el mejor musical de todos los tiempos, con todos los ingredientes necesarios en el género: baile, canciones que frisan la perfección, emociones.

Una película que nos deja una enseñanza por encima de cualquier otra: debemos estar preparados para el futuro, para los cambios. Poner atención en lo que el mercado pide y evoluciona y no cerrar puertas a nada. Ese sería el concepto fundamental de un buen proceso de cambio, el estar preparado para darse cuenta de que es necesario uno.

Según el libro “Changing for good”, existen 6 pasos para efectuar un cambio definitivo y exitoso:

1. Precontemplación: No está preparado. La persona no está todavía dispuesta a cambiar, porque no es consciente de que lo necesita, o se siente abrumada, o no está en el simple “debería”.

2. Contemplación: Se plantea el cambio y empieza a tomárselo en serio. Está incubando la intención. Cree que debería empezar a cambiar.

3. Preparación: Tiene un plan. Desea marcarse objetivos, y reconoce el costo de alcanzarlos.

4. Acción: Inicia los primeros pasos. Especifica no sólo los objetivos, sino los obstáculos y fuentes de ayuda y la secuencia a seguir.

5. Mantenimiento: Empieza a convertirse en habitual. A pesar de las tentaciones, los comportamientos se mantienen.

6. Finalización: Lo ha conseguido. El objetivo de cambio se ha cumplido. El comportamiento se ha arraigado.

Pero si la apertura a nuevas ideas o conceptos es clave en este film, hay un personaje que no abandona nunca la pantalla: El optimismo. Y es que todo se puede conseguir si se trabaja con felicidad y optimismo.

Sólo por esta película, los aficionados al cine tenemos una deuda eterna con su productora, Metro-Goldwyn Mayer. Una de las secuencias más complicadas de rodar en esta historia, que narra sobre todo la transición del cine mudo al sonoro, fue la final, un momento onírico en el que Gene Kelly baila con Cid Charysse, la dueña de las piernas más impresionantes de la historia del espectáculo. Para rodarla, el equipo trabajó durante dos semanas y la productora invirtió algo más de 600.000 de dólares, una quinta parte del presupuesto total. “Cantando bajo la lluvia” está llena de anécdotas: el guión, la historia, se escribió tomando como punto de partida las canciones, de manera que de lo que se trataba es de que estas encajaran en la historia; se trabajaba en el plató unas 18 horas diarias; a Gene Kelly se le llevaban los demonios cada vez que veía lo negada que era para el baile Debbie Reynolds; las clases privadas de Fred Astaire…

Cientos de historias para un film que hay que ver obligatoriamente y cuyo original fue destruido en un incendio, sin que la tragedia llegara a más, por fortuna: “Cantando bajo la lluvia” ha llegado a nuestros días sana y salva.

Como curiosidad final, os dejo una de esas cosas sorprendentes. En esta escena (una de mis favoritas de la historia del cine) Gene Kelly tenía 40º de fiebre y se negó a cambiar de escena. La habían preparado durante semanas y se rodó en una única toma y ¡¡salió a la primera!!

Ganas por hacer las cosas bien, preparación y talento. La clave para un resultado genial.

Feliz semana

Anuncios

Entry filed under: Dirige de cine.

Saltando bajo la lluvia Nieve

6 comentarios Add your own

  • 1. Pau  |  9 diciembre 2008 en 10:29 am

    Sin duda, es genial. No sabía la anécdota de Gene Kelly con fiebre en esta escena mítica (la he vuelto a ver después de muchos años), hay que ser muy grande para hacer esto en ess condiciones y que salga tan perfecto. Pone el alma en ello, la cara de él es la que me imagino muchas veces cuando pienso en felicidad. Además esta película me recuerda mucho a mi abuela, que sin duda era su favorita, y la llegó a ver, creo, que más de 100 veces. Muy bueno Sr. Turienzo.

  • 2. rubenturienzo  |  9 diciembre 2008 en 10:32 am

    Imagina la felicidad que obtuvo entonces 🙂

    Es una película perfecta.

    gracias Pau

  • 3. M Luisa  |  9 diciembre 2008 en 4:20 pm

    Lo de más de 20 horas de clases, interesantes y ni un solo minuto aburridas, sin parar y sin callar ,con un dolor de muelas monumental, tamién tiene su mérito….

  • 4. rubenturienzo  |  10 diciembre 2008 en 1:43 am

    Jejejeje, bueno, pero yo no lo he grabado para dejarlo a futuras generaciones 🙂

    Muchas gracias Luisa, pero el éxito fue de todos y todas

  • 5. Marisa  |  10 diciembre 2008 en 2:33 pm

    La verdad que me has alegrado el día….Tenía un dia un poco choff y he descubierto tu blog, por curiosidad al escribir en el grupo de facebook de tacones de oz….he visto el enlace…..y mira casualidades o no me ha ayudado un poquito.
    Yo que siempre soy optimista ;hoy tenia un día tonto….y al leer;Todo se puede conseguir si se trabaja con felicidad y optimismo” he despertado y me he puesto manos a la obra, gracias por recordarmelo(sin tu pretenderlo,jejejejej).

    De ahora en adelante sere una asidua….besos

  • 6. rubenturienzo  |  11 diciembre 2008 en 1:44 am

    Marisa, gracias a ti por darle sentido a este blog.

    Si consigo que cada día una única persona se cargue de energía, todo el esfuerzo estará completamente compensado.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: