La lección de Leonardo

16 diciembre 2008 at 12:00 am 7 comentarios

Todo el mundo es susceptible de tener un resbalón, peor no olvides nunca que quizá tras un tropiezo, llegue una gran victoria.

Hoy dedico el post a todas aquellas personas que aprenden de sus errores, que reconocen sus fallos y vuelven con fuerzas renovadas para conseguir sus sueños.

Como ejemplo sirva un episodio del gran Leonardo da Vinci, famoso por  su pintura e inventar todo tipo de artilugios. Da Vinci fue además escultor, diseñador e ingeniero. Este polifacético incansable se ganó el reconocimiento y la incomprensión de sus contemporáneos, especialmente por su estilo moderno y renovador, que en la cocina no caló como él esperaba.

El joven creador, fue introducido en las artes culinarias por Accatabriga y éste rápidamente quedó prendado de la variedad y riqueza que tan efímero arte ofrecía. 

 Su inventiva quedó reflejada en las recetas, muy extrañas para la época por la arriesgada combinación de elementos, sabores y presentación. Empezó en el oficio como jefe de cocina de la taberna Los Tres Caracoles, situada al lado del puente Vecchio de Florencia, aunque después se asoció con el también pintor Sandro Boticelli, en una nueva cantina regentada por ambos.

Sin embargo, la ruina les rondaba apenas unos meses después, ya que la sociedad exigía platos abundantes y sabores tradicionales y no las exquisiteces con las que los geniales artistas agasajaban a sus comensales.

Éste es uno de los pocos episodios de fracaso que se le recuerdan al maestro Da Vinci. La humillación pública por tener que abandonar y cerrar un proyecto propio de un artista con un gran ego. Las burlas de su siempre enfrentado Miguel Ángel o las acusaciones de Boticelli, le llevaron a encerrarse y refugiarse en uno de sus mayores placeres, la pintura.

 Nadie sabe cómo se reestableció del embite, ni de donde sacó la energía necesaria, pero el hecho cierto es que la primera obra que vio la luz tras este episodio fue el retrato más conocido de la historia y seguramente el cuadro más famoso de la pintura occidental, La Gioconda.

No pienses en tu tropiezo. Piensa en que quizá lo próximo que hagas, sea tu Gioconda.

 

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Risas maestras Gracias por elegirme

7 comentarios Add your own

  • 1. MaryPosa  |  16 diciembre 2008 en 10:48 pm

    La renovación tras el error, el éxito una vez probado el fracaso, tendrá que ser así, no hay resurrección sin muerte, no hay victoria sin derrota. Pero ¿por qué no reaccionar a tiempo? ¿por qué esperar siempre a que el cambio surja de una catarsis?
    Últimamente estoy conociendo a gente fabulosa, con una energía y un optimismo que atrapan, con fuerza, ganas, siguiendo modelos de coherencia admirables y con un interior que realmente alimenta el de los que les rodean.
    Todos tienen algo en común, (tenemos algo en común): el descenso, la caída, la puesta a cero… ¿es esto requisito indispensable para el cambio? ¿no hay manera de subir desde el nivel en el que estamos sin tener que bajar para coger impulso? ¿es NO la respuesta?
    ¿Llegaremos a dejarnos atrapar por la rutina de tal manera que tendremos que volver a caer para volver a hacer de nuestra vida una obra de arte?
    ¡Tenemos lienzo de sobra, pintemos siempre nuestra mejor obra!

  • 2. Jesús López  |  17 diciembre 2008 en 4:51 pm

    Vaya, no sabía que la Gioconda pudiese ser una clienta del bar de Leonardo… a partir de ahora me fijaré más en mis clientas… 😛

    Muy bueno el artículo, quizás te guste tb este: http://www.kabytes.com/negocios/redefiniendo-el-fracaso/

    Saludos,

  • 3. Marisa  |  17 diciembre 2008 en 11:17 pm

    Pues sí, tienes toda la razón!!!Lo importante en la vida no es hacerlo todo bien, algo por otro lado completamente imposible, sino el saber levantarse despues de una caída.Porque sí que es cierto que a todos nos duele el fracaso, pero lo importante es analizar cual ha sido el error e intentar no repetirlo en el futuro.
    Para mí despues de un fracaso, que algunos he tenido, lo verdaderamente importante ha sido mi afan de seguir adelante y nunca dejar de creer en mi misma…y muchas veces, como Leonardo, un fracaso ha supuesto el comienzo de un gran triunfo.
    Por ello pienso que aun está por llegar mi gran obra de arte…y la vuestra tambien…
    Saludos y a luchar por vuestras metas, cueste lo que cueste!!!

  • 4. Marisa  |  17 diciembre 2008 en 11:35 pm

    Pues sí, la verdad es que a todos nos desestabiliza fracasar, porque todos queremos ser perfectos, ardua tarea teniendo en cuenta que como humanos somos imperfectos.Pero lo importante cuando uno fracasa o se equivoca, es tener fuerza para levantarse, aprender de los errores cometidos para no volver a repetirlos y ser capaz de seguir hacia adelante…Porque todos, absolutamente todos tenemos la fuerza interior suficiente para reponernos de los fracasos, sólo hay que creer en unos mismo.
    Yo, como Leonardo(salvando las distancias con el genio),algun que otro fracaso he sufrido, pero nunca me he dejado llevar por el abatimiento, sino que he seguido con mas fuerza si cabe hacia adelante, porque lo que en un momento dado nos supone un fracaso, puede ser lo que de lugar a un futuro exito.Es decir, que todos tenemos muchas obras que crear, solo tenemos que hacer de nuestros pasos nuestras metas, y de esas metas nuevos pasos…para avanzar..
    Saludos de una optimista redomada!!!

  • 5. rubenturienzo  |  18 diciembre 2008 en 1:14 am

    Gracias María,

    La verdad es que siempre aprendemos de las personas que se nos van cruzando en la vida y es cierto que tu optimismo y profesionalidad van de la mano.

    Espero poder seguir contando contigo mucho tiempo.

    pd. Lo de la entrada, está hecho. Para el 2009.

    Gracias Jesús,

    Esto es lo que tenemos los licenciados en Hª del Arte, que de vez en cuando soltamos una cosa de estas que sabemos que siempre triunfa jejejeje.

    Abre los ojos porque quizá todo comenzó con un … ¿me pones un chupito?

    MUCHAS GRACIAS

  • 6. rubenturienzo  |  18 diciembre 2008 en 1:17 am

    Gracias Marisa por tu doble comentario.

    La idea que proyectas, muy en la línea de lo que decía María es plenamente coherente con lo que y pienso.

    “Caerse está permitido, levantarse es obligatorio”

    Un beso

  • […] La lección de Leonardo: En el blog de Rubén Turienzo encuentro está reflexión sobre una de las personas más creativas e innovadoras que han existido, Leonardo Da Vinci. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: