Pre ¿destinados?

23 diciembre 2008 at 12:00 am 11 comentarios

¿Qué pasaría si hiciésemos caso a aquellas personas que se empeñan en defender que nuestra vida está predestinada desde que nacemos?

¿Cuántas personas se empeñan en creer que no pueden alcanzar sus sueños escudándose en la falsa creencia de no poder hacer nada por cambiar?

¿Cuántas veces habrás oído aquello de trazar una línea recta profesional y te han proyectado que el cambiar de rumbo es una pérdida de tiempo?

Se acabó. 

Alguna vez he contado que yo tuve la suerte de poder cambiar de rumbo hace unos años, cumplía 27, cuando ya parecía que estaba todo “encarrilado” y desde entonces soy más feliz.

Mi gran amigo Antonio Moya se armó de valor con 48 años y abandonó su satisfactoria carrera profesional en el mundo financiero para evolucionar al coaching. Ahora es sin duda un referente de felicidad. Es un maestro del apoyo y de la potenciación de las personas y sin embargo el mundo se lo estaba perdiendo.

Nadie pensaría que yo pudiese volver a la universidad a los 31 años ya que “no es lo normal”, nadie pensaría que Antonio pudiese cambiar de rumbo a los 48 años ya que “no es lo normal”, Cuando piensas en cambiar de rumbo no lo haces porque piensas “no es lo normal”. Sin embargo la universidad me está dando la posibilidad de conocer personas que sin duda me harán mejor individuo, estoy asimilando información que me ayudará a ser mucho mejor profesional y estoy disfrutando emocionalmente de cada momento, lo cual me hace más feliz. El maestro Antonio Moya es cada día más sabio, cada día más rico en emociones, en experiencias y en felicidad… Pero para muchas personas cambiar de dirección “no es lo normal”

¿Y qué si no lo es? La vida está hecha para dotar de felicidad a quienes se atreven, a quienes deciden girar sobre si mismos. A quienes no acatan las leyes del destino ni se conforman con el famoso “siempre se ha hecho así”.

Yo soy un cangrejo, Antonio es un cangrejo y seguramente tú también serás un cangrejo. Pero no como los cangrejos depresivos que no sólo no se plantean el salirse de sus trayectorias, si no que además se atreven a criticar a toda persona que lo hace. Somos cangrejos que decidimos cuando queremos cambiar de dirección. Somos cangrejos que hemos decidido nuestra trayectoria y somos dueños de nuestro destino. 

Ahora mira tu caparazón y tu trayectoria y piensa ¿Vas a esperar a que te caiga un barco encima para empezar a cambiar?

Seguro que no.

Únete a la revolución de los cangrejos y toma las riendas de tu vida. Porque en ocasiones, para ser feliz, hay que dibujar una trayectoria distinta a la que estábamos predestinados.

Anuncios

Entry filed under: Vivencias animadas.

Música para el alma Usa protector solar

11 comentarios Add your own

  • 1. Pau  |  23 diciembre 2008 en 12:43 am

    Todos podemos elegir???? Podemos elegir comer o no comer??
    Podemos elegir que nuestros hijos sean niños de la guerra, que nuestras hijas sean violadas por guerrilleros que han arrasado nuestro pueblo??? Siempre se puede elegir??
    Pero Víctor Frankl, decia que sí, después de pasar por un campo de concentración, él eligió cómo sobrevivir a esa situación. Que nos queda si no elegir cómo cuando el que nos viene dado.
    Yo también soy un cangrejo, como Antonio y como tú, y como tantas otras pesonas que conozco que hacemos nuestro camino y que dirijimos nuestras vidas, o que al menos elegimos como.

  • 2. rubenturienzo  |  23 diciembre 2008 en 12:49 am

    Todos podemos elegir. Podemos elegir luchar por sobrevivir, por cambiar las cosas, por mover el mundo. Es cierto que es fácil decirlo desde una posición cómoda, pero siempre hay elección. Al final, somos nosotros quienes seguimos en un territorio, quienes apretamos un gatillo o quienes vendemos a nuestras hijas/os. El ser humano en ocasiones se vuelve miserable, sin embargo, siempre tenemos elección.

    Evidentemente no quiero decir que todos podamos elegir vivir como si de una película se tratase, o como los deportistas de élite o famosos de la tele… pero siempre podemos elegir.

    Piensa en la primera y más básica que debemos tomar cada día. Vivir o no. Ahora ya has tomado la primera elección del día, la segunda debería ser: “¿Cómo quiero vivir?”

    Pau, muchas gracias por ser cangrejo, cada día somos más, sólo nos faltaba darnos cuenta de que no somos tan estúpidos.

    Un abrazo

  • 3. Yara  |  23 diciembre 2008 en 8:55 am

    No he conseguido siempre ser un cangrejo. Y creo que el problema está en ver esa línea paralela o perpendicular a la “predestinada”. El día a día te va entonando en la misma melodía repetida de “lo normal”, y llegas a pensar que es la única música que suena, la única entonación posible; y cuando oyes otra, no siempre la escuchas.
    Yo, que podría decirse que soy amante del cambio, cuanto más pasa el tiempo y esa bola de nieve de lo predestinado más me acapara, me tengo que obligar en ocasiones, a ser un cangrejo, porque la rutina absorbe.
    Pero si me planteo, esa necesidad de cambio constante, de querer ser un cangrejo, ¿no será una manifestación de insatisfacción? ¿No será que quienes no son cangrejos no lo son porque no necesitan serlo y son felices con lo que tienen, predestinado o no? Chicos, si es así…. tendríamos un problema. Y esa es una pregunta que siempre me hago cuando se acerca un nuevo año…

    Saluditos, Yara

  • 4. rubenturienzo  |  23 diciembre 2008 en 11:19 am

    Hola Yara, ¡Cuánto tiempo!

    La verdad es que la línea entre la satisfacción y el conformismo es tan delgada… Y claro, a ver como les dices tú que deben seguir luchando o cambiando porque en ese proceso está su evolución…

    Gracias por unirte al movimiento cangrejil 🙂

    Felices fiestas Yara

  • 5. eva lucas  |  23 diciembre 2008 en 4:05 pm

    Me encanta ser una cangreja! jejeje Nunca me habían llamado así, pero la verdad es que es representativo. Como tú sabes yo también decidí hace 3 años, con 32, volver a la Universidad. Esa fue una de las decisiones más satisfactorias de mi vida y gracias a esa experiencia he aprendido mucho y he conocido a gente estupenda.
    Nunca voy a renunciar a ser una cangreja y no, no creo que nuestro destino esté decidido. Creo en que éste lo vamos desviando nosotros mismos con nuestras decisiones.

    FELICES FIESTAS!! BESOS A TODAS Y TODOS!

  • 6. rubenturienzo  |  23 diciembre 2008 en 5:04 pm

    ¡¡Cangreja!!

    Tú has evolucionado mucho este año y yo me siento muy orgulloso de haber contribuido un poco en ello.

    Gracias por todo, que se te echa de menos.

    Un beso y felices fiestas a ti tambien.

  • 7. eva lucas  |  23 diciembre 2008 en 6:02 pm

    Si es que estoy intentando sentar la cabeza… jijiji Un besazo y que sepas que no me olvido, aunque no me veas. 😉 Y cuando te apetezca hablar, ya sabes.

    Ya no queda nada para ir a Madrid!!! FELIZ 2009!!!!!!

  • 8. pau  |  25 diciembre 2008 en 3:30 am

    Querido, estaría bien que comentaras de dónde sacaste el vídeo, no??
    Esta bien agradecer cuando la gente piensa en tí y para tí..
    Un abrazo artista.

  • 9. rubenturienzo  |  25 diciembre 2008 en 10:59 am

    Pues lo cierto es que pensé que estaba puesto, no obstante, rectifico.

    El vídeo me lo facilitó María, una gran alumna del MPA y persona que creo que será una buena amiga.

    Gracias Pau, por ser tan observador.

    Gracias María por pensar en mí cuando recordaste el vídeo.

  • 10. MaryPosa  |  25 diciembre 2008 en 11:50 pm

    Por alusiones…

    Pau, gracias Amigo por tu cariño, por pensar en mi, por conocerme, por estar siempre ahí. Te adoro.

    Rubén, has hecho justo lo que me prometiste, un sabio texto de un simpático vídeo y de una pequeña idea que dejé en tus manos. El resultado es fabuloso, mi enhorabuena. No puedo pedirte más que qué me dejes disfrutar de tu trabajo, así que las gracias de las doy yo a ti por ello.

    Estoy segura de que tus palabras se llenarán de actos y que seremos amigos por mucho tiempo. Mientras tanto, puedes seguir contando conmigo para darte caña en el blog.

    Puedo, así que elijo brindar con vosotros por un 2009 lleno de sabias palabras…. y de hechos!

    ¡Paz!

  • 11. rubenturienzo  |  26 diciembre 2008 en 1:08 am

    María, levanto mi copa para brindar contigo, por supuesto. Aunque espero pronto hacerlo físicamente y mirando como funciona el MEJORA en tus manos.

    Gracias por tus palabras. Sólo espero esa caña próximamente, que si no el blog es demasiado elogio y buenrollismo jejeje.

    En serio, seguiremos trabajando duro en 2009 para alcanzar nuestras metas y estoy convencido de que estaremos todos cerca para verlo.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: