Tenemos que hablar

30 enero 2009 at 12:00 am 7 comentarios

La sinceridad se define como la actitud congruente de una persona, es decir, sus actos y pensamientos están alineados.

¿Qué debemos hacer para ser sinceros?

– Decir siempre la verdad. No solemos dar importancia a las “mentiras piadosas”, ya que creemos que no sólo no tienen importancia, si no que además, estamos haciendo un bien mayor, pero recuerda que de un grano de arena puede surgir una montaña, y si la otra persona lo descubre, entonces sí que cobrará importancia.

 Acompañar las palabras a la actitud. Ser sinceros es sin duda decir la verdad, pero también es requisito necesario actuar conforme a la verdad.

A veces faltamos a la sinceridad por descuido, tal vez por miedo a herir a una persona o porque no estamos seguros de si el acontecimiento es real o no.

¿Qué se requiere para ser sincero y no caer en la hostilidad?

– Para ser sincero hay que tener tacto en primer lugar.

– Debemos ser conscientes de que el propósito es ayudar y no herir. Debemos mostrar la buena intención en cada momento y tener en cuenta las necesidades del otro.

– Siempre hay que encontrar el momento y lugar oportunos para asegurarnos que la persona tiene una buena actitud para escuchar la verdad y asimilarla sin sentirse dañada.

Hay que tener claro que la persona sincera dice la verdad siempre, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al qué dirán ya que hay que reconocer que vernos sorprendidos en la mentira es más vergonzoso, ¿o no?

Sin embargo y teniendo eso claro…

Me encanta este corto por lo que yo he visto. Que seguramente no tiene nada que ver con lo que nos quieren transmitir, pero ¿te has fijado en el detalle de la cabeza del soldado? Esta es mi historia paralela:

“El chico escucha a la perfección todo lo que su pareja le está diciendo, seguramente algo negativo, muy negativo y la rabia, pena o tristeza mezclado todo con la sorpresa de la situación le hace romper la cabeza…” y a partir de ahí comienza el show:

Hacerse el loco como estrategia

En infinidad de ocasiones me ha pasado, y no quiero decir que siempre que me pase sea una estrategia, porque por desgracia, soy bastante despistado. 

Una reunión, una conversación o un encuentro y alguien te dice algo que te sorprende o te deja sin argumentos y con un simple “¿eh?” o un “perdona, es que no te he escuchado bien” de repente, has ganado el tiempo necesario para argumentar una respuesta digna mientras que la otra persona te responde.

También es lógico, como en el vídeo, que si una persona descarga sus emociones una vez y nosotros intentamos que lo repita, no lo hará con la misma intensidad, ya que es la primera la que lleva todos los componentes emocionales y la segunda una mera repetición lingüística.

Aviso: no utilices esta herramienta varias veces en una conversación o se notará demasiado y, o bien piensan que no te interesa, o bien que les estás tomando el pelo y en ambos casos la jugada se volverá en tu contra.

Hacerse el loco es sin duda una de las mejores técnicas que tenemos para esquivar el envite emocional en respuestas, frases o argumentarios que te sorprendan. No abuses y dale la vuelta para poder trabajar las emociones y sentimientos de dicha persona pero eliminando el plano de enfrentamiento que la primera intención tiene.

Feliz fin de semana

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Resultado del examen Objetivos 09 Cap.I

7 comentarios Add your own

  • 1. eva lucas  |  30 enero 2009 en 3:13 am

    Qué bien aprendido se lo tiene uno que no tengo muy lejos… jejeje
    Feliz semana “estudiante”!

  • 2. anita  |  30 enero 2009 en 10:36 am

    Me gusta mucho esta entrada, y el corto en especial. Lo de hacerse el loco es una buena estrategia, yo le llamo hacerse el avión, pero claramente al chico argentino del corto no le interesa, le da igual lo que le dice su novia, es un pelotudo como diria él y si hace eso repetidas veces hará que la novia se cansé de su indiferencia y le mande a paseo…. jajajaja

  • 3. rubenturienzo  |  30 enero 2009 en 2:24 pm

    Gracias Eva,

    ¿cómo de lejos? jejejeje

    Gracias Anita

    Seguramente tienes razón, quizá sea yo que siempre busco el lado positivo y creo que todo es para pedir (a su errática manera) una segunda oportunidad… no sé.

    Evidentemente si esa actitud no era provocada, la escena es muy triste, alguien sincerándose y tú sin prestarle atención… Desgraciadamente creo que pasa más de lo que nos creemos.

    Feliz fin de semana 🙂

  • 4. zaira martin  |  30 enero 2009 en 8:14 pm

    Hola Ruben, tu siempre tan a mano. Estoy totalmente deacuerdo contigo.No hay nada mejor que la sinceridad.En todos lo ssentidos.Hay que ser optimista y pedirle a todo el mundo que lo sea yo creo que al final la verdad siempre sale adelante.La verdad respeto a las emociones sabes tu mas que yo porque yo no tengo ninguna, pero quien sabe quizas algun día podré sentir lo que yo soy y como yo siento, al igual que mis hijos y mi familia.Sinceramente espero que sea así y seguro que si tu me conocieras tambien desearias lo mismo.
    Un abrazazo,
    Zaira.

  • 5. rubenturienzo  |  30 enero 2009 en 8:29 pm

    Gracias Zaira

    La verdad es que todo es cuestión de actitud, hay que luchar por lo que se quiere y lo que se desea. Si es por tu felicidad, debes comprometerte con ella y pelear con dientes y uñas para agarrarla y que no te la quite nadie. Estoy convencido de que pronto sentirás eso que deseas, pero créeme que no llegará solo, sino con sonctancia y perseverancia (dos buenas amigas que siempre deben acompañarte)

    Feliz fin de semana

  • 6. Lizamary  |  31 enero 2009 en 6:08 pm

    Wow!!! Rubén esto esta genial. Cosas sencillas como decir la verdad en ocasiones nos pueden traer problemas…jajaja tuve un “flash back”. Pero tienes razón debemos de ser comunicativos y tratar de decir la verdad sin importar las consecuencias, al fin y al cabo nosotros fuimos los responsables de esa consecuencia. Gracias por este espacio que dia a dia nos ayuda en ser seres vivos y poder entender un poco mas este planeta y lo que vive en el…..

  • 7. rubenturienzo  |  31 enero 2009 en 6:21 pm

    Gracias Liz

    La verdad es que los problemas casi siempre nos los buscamos por no comunicar de manera efectiva, aunque ciertamente a veces pasa lo que cuentas.

    Gracias a ti por leerlo y dedicarle un poco de tu tiempo, bienvenida 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: