La estrategia del amor II

12 febrero 2009 at 11:43 am 2 comentarios

Nunca imaginé que al terminar este post, se convertiría en el más visto hasta ese momento. Si bien es cierto que otros que han llegado después lo consiguieron superar, algunos con creces como el del surf o el de urdaibai, la estrategia del amor significó un aumento considerable de las entradas a este blog.

Tanto entusiasmo me hizo pensar que quizá realmente estamos necesitados de un patrón, de una guía de comportamiento en el arte de la seducción, del ligue, de las relaciones de pareja… Pero algo tengo claro, ese no es mi objetivo ni intención con este blog. Si escribí la primera parte fue para demostrar que hasta las cosas que más nos gusta creer que son improvisadas, siguen patrones o estrategias para el éxito. Animo a quien quiera escribir un blog con este tipo de reflexiones a que siga adelante con ello ya que le auguro un buen futuro vistos los resultados.

Sin embargo hoy quiero volver a utilizar esta técnica para acercarme de nuevo a la estrategia personal (tras recibir bastantes mails para que lo hiciera) y centrarme en la gran prueba de fuego de la fase de acercamiento, seducción o relación. La primera cita.

Antes de seguir leyendo quiero transmitir que yo no soy ningún experto, ni entiendo demasiado de estas cosas y que escribo siempre desde una posición teórica que nada tiene que ver con mi actitud en el día a día… creo.

En primer lugar debemos tener en cuenta qué queremos que pase tras esa primera cita. Es fundamental que observemos y analicemos nuestra situación, nuestras oportunidades y tracemos unos puntos básicos que nos acerquen a lo decidido. Teniendo en cuenta esto: Nunca digas nada de lo que te puedas arrepentir. Nunca prometas nada que no puedas cumplir y sobre todo, nunca dejes en el aire información que sabes que te producirá en un futuro un problema. La claridad y sinceridad no están reñidas con el romanticismo. Por ejemplo, si tu intención es meramente sexual, hay muchas maneras de proyectarlo, no es necesario declarar amor eterno.

Pero como he dicho yo no soy un experto así que para potenciar aun más la entrada, he buscado algunos apuntes que podríamos resumir en:

Cosas que no debes decir nunca en la primera cita

Para los dos:
.No menciones el tema “matrimonio”. Por nada del mundo, por favor, no lo hagas. Si estás interesado/a en casarte, ya tendrás mucho tiempo para hablar del tema. Si lo haces en la primera cita, muy probablemente te quedes sin pareja…

.No hables de tus ex. Ni bien ni mal. Si quieres mencionarlos, hazlo pero no le dediques mucho tiempo. Por favor, no se te ocurra hablar maravillas de tu antigua pareja ni tocar el tema ciento de veces. Todos tenemos una historia sentimental, pero, en la primera cita, mejor dejarla en casa.

.No empieces tus frases señalando “mi psicológico dice que. La cita es entre tú y tu pareja. Deja al psicólogo para tus sesiones.

.No hables por teléfono móvil mientras estás con tu cita. No es para nada alentador que, mientras estás en una supuesta cita romántica, la otra persona esté colgada al teléfono, hablando con cualquiera. Si debes usar el teléfono por cuestiones importantes, puedes hacerlo, pero JAMÁS comentes que te estás aburriendo o que no es lo que esperabas. (ni aunque sea de lejos…¿Has oído hablar de la comunicación no verbal? Seguro que se da cuenta)

.No compares esta cita con otras. ¿No te parece horrible que te digan “la otra vez que salí con una pareja lo pasé espectacular, nos divertimos un montón”?. Sentirías presión, o la sensación de que te están reclamando. Si no quieres hacer sentir a la otra persona así, entonces, ¡no compares!

.No hables de ti todo el tiempo. Deja que la otra persona participe. Escúchale y habla de temas que no necesariamente te tengan a ti como protagonista central.

.No hagas preguntas del tipo ¿Cuál es el lugar mas extraño en el que has tenido sexo?. Menos aún ¿Con cuántas parejas has tenido sexo? o ¿Cuándo fue la última vez que tuviste sexo?. Esas preguntas son demasiado íntimas y quizá alguna vez puedas hacerlas, pero para ello necesitas mucho más tiempo y confianza sobre todo.

.Nunca preguntes sobre su sueldo. Esta es otra pregunta íntima y absolutamente fuera de lugar para la primera cita.

.No critiques su ropa o su perfume. Si no te gusta su vestuario o su fragancia, pero te interesa la persona espera un poco y dale otra oportunidad. Si la relación prospera, ya tendrás tiempo de hacer las sugerencias y cambios convenientes.

.No mientas. ¿Para qué mentir?. Las mentiras siempre terminan complicando las cosas. Mejor sinceridad y claridad desde el principio. Así, hay muchas más posibilidades de construir una relación verdadera.

Consejos para ellas

.No cambies rápidamente de conversación cuándo él esté hablando de algo que le interesa. (Obvio, si habla de mujeres, cambia de conversación y mejor ¡márchate!).

.No critiques el sitio que el escogió para la cita. Si el muchacho te atrae, proponle ser tú quien escoja el sitio para el próximo encuentro y así (con mucha diplomacia) le muestras qué clases de lugares te gustan.

.No hables de boda, vestidos de novia o de los hijos que quieres tener. Por la misma razón de la que hablamos al principio de esta nota. Hay que ser oportuna. Hablar de boda con un recién conocido puede sonar a desesperación.

.No digas que te gusta el camarero. No le faltes el respeto a tu compañía, aún aunque no te interese iniciar una relación.

Consejos para él

.Nunca le preguntes a una mujer cuanto pesa. En la primera cita esa pregunta puede sonar violenta, especialmente si la mujer no es delgada. Además, para el sexo femenino el tema del peso corporal no es poco importante. ¿Para qué tocar un tema que puede herir suceptibilidades?…

.No intentes conseguir el teléfono de la camarera. No le faltes el respetoa tu cita de esa manera.

.No le sugieras compartir la cuenta. Si ella lo propone y te sientes en confianza suficiente como para hacerlo, hazlo. Si no, es tu turno de pagar.

.No hagas alarde de tu éxito con las mujeres. Si eres de esos a los que les va super bien con las mujeres, con que tú y tus amigos lo sepan es más que suficiente. Y si no te va tan bien como quisieras, ¿para qué tocar el tema?

Pero además…

Escoge la ropa adecuada

Vestir atuendos provocativos o inapropiados tiene el riesgo de dar una mala impresión. Aunque ya conozcas un poco a la otra persona, usar ropa muy reveladora puede indicar que te estás esforzando demasiado para la conquista. Mejor vístete con ropa apropiada para el lugar donde van a salir y con lo que te sientas atractivo/a y a gusto.

No uses mucho perfume

Ten en cuenta que sólo por que tu mismo/a no puedes oler el perfume de tu cuerpo, no significa que los que te rodean tampoco lo huelan. Acostúmbrate a usar perfume en los lugares donde se toma el pulso, como detrás de las orejas y en las muñecas, con eso bastará. 

Verse en un lugar público

Aunque sea alguien que ya conoces, es mejor que se encuentren en un lugar público como un parque, una plaza o un restaurante. Los lugares públicos dan seguridad y confianza

Prepara un plan

Si ya conoces un poco a la persona con la que vas a tener la primera cita, debes conocer, aunque sea un poco sus gustos. Crea una lista de actividades que a ambos les encantaría hacer más que lo ordinario que suele hacerse en una primera cita. Toma en cuenta también si tu pareja padece de alguna lesión o alergia en caso de que la lleves a una caminata o le prepares un picnic.

Escuchen

Haz una pregunta y muestra interés por lo que ella o él dicen al respecto. Aborda temas como trabajo, deportes, hobbies, libros, música, películas….estos temas son excelentes para conversar en la primera velada. Importante: No hablen de religión, política o relaciones antiguas.

Mira a los ojos

Tener contacto visual expresa el interés y demuestra la atención que le prestas a tu cita.

¡Diviértete!

Recuerda que las citas deben ser amenas y divertidas. Ríe con tu cita y saca a destacar tu sentido del humor. Haz que cada actividad dentro de la cita sea agradable para ambos, que les lleve felicidad.

Bueno en fin, que como siempre digo; TODO NECESITA UNA ESTRATEGIA, y aunque fluyendo consigas tu éxito, repasa mentalmente cuántas cosas de esta lista cumpliste… seguro que te sorprendes.

(*) Esta entrada será la última de La estrategia del amor, pues creo que ya queda demostrada la importancia de la estrategia, su necesidad y sus vínculos con elementos aparentemente tan poco racionales como la seducción.

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

El valor del 130 Celebra tus éxitos

2 comentarios Add your own

  • 1. Macarena  |  12 febrero 2009 en 4:56 pm

    No creo que se pueda aplicar ninguna estrategia a las cosas del corazón, sí que es verdad que existen determinadas pautas para que no alcances el fracaso inmediato. Pero la única regla que debemos de cumplir es “mostrarnos nosotros mismo” y dejar que todo lo demás fluya, porque el fingir no es perpetuo en el tiempo.

    Y si el mostrándose uno mismo, sigue sin funcionar…pues cierra esa puerta que ya se te abrirá una ventana…porque entonces lo mas importante es que esa persona que tienes delante no es mercedora de tu amor.

    Lo único que yo os dejo es un consejo: vivir la vida y cada momento como si fuera el último, eso siempre hace feliz y no duele la cabeza pensando en el mañana… y cuando se termina una relación, no pases al odio, agradece todo lo que esa persona aportó en tu vida, porque gracias a cada una de las personas que se cruzan en algún momento en nuestro camino…obtenemos lo más importante…LO QUE HOY POR HOY SOMOS, GUARDA LOS BUENOS MOMENTOS, Y APRENDE A PERDONAR, PORQUE ES LA ÚNICA FORMA DE NO INICIAR UNA NUEVA RELACIÓN CON ODIO Y RENCOR (=FRACASO) (Jorge Bucay).

  • 2. rubenturienzo  |  12 febrero 2009 en 5:02 pm

    Gracias Macarena,

    Pero creo que no has comprendido bien la esencia del post. Nadie dice que tengas que engañar o fingir. Creo que lo dice unas cuatro veces más o menos.

    Se trata de aprender unas pautas de conducta apropiada para favorecer el acercamiento.

    Y otra cosa… ¿Quién dice que sea un tema de corazón? Al principio del post lo digo claro también: Define claramente tu objetivo.

    Respecto a lo de ser uno mismo… ¿realmente te comportas como tú mismo eres? Siempre te late el corazón a esa velocidad, te pones nervioso, no te salen bien las palabras?… En la primera cita NADIE es 100% como es, ya que lo que intentas es que agradar a la otra persona.

    Pero bueno, alguien que tiene como referencia a Bucay… (es broma)

    Un beso y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: