La fuerza de una estrella

17 febrero 2009 at 12:00 am 2 comentarios

004

Quiero compartir con todos y todas un sueño. El sueño de un grupo de profesionales que desde una pequeña productora de animación de valencia está revolucionando el sector por su calidad, el tratamiento de la imagen y sobre todo la grandeza de sus valores. Respeto, armonía, creatividad y perseverancia. Todo este espíritu está volcado y proyectado en un nuevo cortometraje que está en su fase final de producción tras un año de intenso y cuidado trabajo. 

Habiendo colaborado con ellos en el proceso de adaptación del poema de Rubén Darío en el que se basa la obra, creo que es el momento de ayudar desde esta humilde plataforma a su comunicación y proceso de financiación. Esto es lo que escribían hace unos días en el blog de seguimiento de la producción. Espero que podáis colaborar alcanzando una de sus estrellas.

“Nos alegra especialmente anunciar que la web de Margatita ya está completamente activa!

Dentro de las muchas iniciativas que hemos tomado para hacer posible este proyecto nos ilusiona especialmente esta, pues nos acerca de manera tangible al público.

Entre los contenidos podrás consultar el dossier de presentación del proyecto, tendrás acceso a este blog, a contactarnos y a una sección muy especial: El cielo estrellado de Margarita.

Es una sección donde te proponemos la compra de una estrella virtual que podrás customizar. El valor de cada estrella lo determina propio usuario, y todos los fondos recaudados se invertirán en la producción del cortometraje.

Cada estrella irá acompañada una ficha donde figurará tu nombre y lugar de procedencia, lo cual nos permitirá incluirte en los créditos del cortometraje en una sección muy especial dedicada a todos los soñadores y viajeros que decidan unirse a esta aventura.

 

Esperamos que disfrutes de la web y el proyecto. ¡Y que te animes a participar con la luz de tu propia estrella!”

Por otro lado, aquí os cuelgo el poema original de Rubén Darío:

A Margarita Debayle

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar:
tu acento.
Margarita, te voy a contar
un cuento.

Éste era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes,

un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Margarita,
tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
vió una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fué la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo malo es que ella iba
sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: “¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho,
que encendido se te ve?”

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
“Fuí a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad.”

Y el rey clama: “¿No te he dicho
que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura! ¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar.”

Y dice ella: “No hubo intento;
yo me fuí no sé por qué;
por las olas y en el viento
fuí a la estrella y la corté.”

Y el papá dice enojado:
“Un castigo has de tener:
vuelve al cielo, y lo robado
vas ahora a devolver.”

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: “En mis campiñas
esa rosa le ofrecí:
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí.”

Viste el rey ropas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento.

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Hágase la luz Desde carabanchel

2 comentarios Add your own

  • 1. Pau  |  18 febrero 2009 en 12:08 pm

    Muy interesante el proyecto. Veremos qué se puede hacer.

  • 2. rubenturienzo  |  18 febrero 2009 en 6:39 pm

    Gracias por el gesto Pau, todo esfuerzo es poco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: