Tengo que contarte algo II

1 abril 2009 at 12:05 am 5 comentarios

“Cuando uno adquiere un poco de fama James, la gente le observa, todos buscan el modo de hundirle.Cuando se atisba un resquicio de felicidad, siempre hay alguien que quiere destruirlo.” 

Descubriendo nunca jamás

¿Ya lo has meditado? Pues ahora continuemos con los rumores…

¿QUÉ ES UN RUMOR?

  • Los rumores son informaciones parciales, falsas o poco contrastadas que se difunden rápidamente en un determinado grupo o sociedad.
  • Los rumores son muy frecuentes en las situaciones de peligro, y pueden minar el comportamiento de las personas y el funcionamiento del grupo. Por ejemplo, los rumores pueden provocar conductas de pánico, especialmente cuando hay canales de comunicación que difunden información falsa, distorsionada o insuficiente. O, por el contrario, pueden llevar a minimizar la amenaza cuando se mantinenen en el tiempo ya que quitan credibilidad al anuncio del peligro.
  • Los rumores abundan antes o después de cualquier desastre natural o social y pueden minar el funcionamiento del grupo. Los rumores pueden afectar al significado de la experiencia (por ejemplo sobre quién tuvo la culpa), la posibilidad de repetición del hecho (riesgo de lluvias, nuevas confrontaciones, etc.), así como sobre las ayudas recibidas por las víctimas.
  • Los rumores críticos también provocan fenómenos negativos como la inseguridad en el grupo. Muchos rumores pueden distorsionar las conductas colectivas generando división, pérdida de apoyo de las víctimas o conflictos, y no sólo influir en conductas de pánico.
  • En algunos casos los rumores son difundidos de forma intencional para generar miedo o confusión (por ejemplo, como un instrumento de división o poder).
  • Los rumores también son una forma de comunicación en situaciones de mucha tensión y se dan más en grupos o comunidades que tienen una fuerte cohesión. Las personas tenemos necesidad de compartir las informaciones negativas por lo que éstas circulan muy rápidamente cuando hay posibilidades de comunicación.
  • El rumor va deformando la información previa. Puede ocurrir entonces que después de pasar por cinco o seis personas que lo transmitan, la  información inicial se haya deformado hasta el punto de que sólo un 25% de la información sea correcta. El resto cambia al pasar de uno a otro: se suprimen algunos aspectos, se acentúan otros y se añaden algunos más. De este modo, se altera la veracidad de la información.

PREVENIR Y MANEJAR LOS RUMORES

1. Facilitar información adecuada y fiable tan pronto como sea posible. La información no debe incluir sólo lo que ha sucedido, sino lo que puede ocurrir y cómo enfrentarlo.

2. “Cortar” la inercia social: Trasmitir la idea de que una historia, aún contada con cuidado, tiende a deformarse. La gente debe ser consciente de esto y no participar en cadenas de información que permitan la difusión de rumores.

3. Atender a la credibilidad de la fuente: Buscar cual es la fuente de información y comprobar la veracidad de ésta. Evitar el comportamiento basado en el secretismo de “una fuente” que va transmitiéndose como veraz aún cuando los que la retransmiten desconocen por completo su origen.

4. Disminuir la ambigüedad de la situación y otras características de ella que provoquen ansiedad. La ambigüedad genera más tensión e inseguridad, y aumenta el riesgo de distorsión de la información.

Algunos pasos para disminuir esa ambigüedad son:

a) Valorar las consecuencias negativas de transmitir o no una información poco contrastada.

b) Concretar a quien transmitir la información y cómo hacerlo. 

c) Valorar las implicaciones que puede tener para el grupo la difusión de la información no confirmada.

5. Intentar anticiparse a los rumores (información, coordinación, etc.). Una buena forma de afrontar los rumores es facilitar información adecuada y fiable tan pronto como sea posible. La información no debe incluir sólo lo que ha sucedido, sino lo que puede ocurrir y cómo enfrentarlo.

Si hay varias personas o grupos implicados se necesita concretar qué lo que se espera que ellos digan o hagan, a quién, cuándo y porqué, para evitar contribuir a la difusión de rumores.

Los rumores negativos circulan mucho más rápido e impactantemente que los desmentidos positivos, por lo que resulta necesario insistir más en la información positiva, ya que ésta circula con menor rapidez.

Es importante evitar que se difundan informaciones poco claras, por lo que se necesita evaluar la información, transmitirla o no y cómo. Como una estrategia para evitar los rumores frecuentemente se da un mayor control sobre la información que se difunde. Sin embargo las tentativas autoritarias de controlar la información van a provocar molestias, y aumentan la tasa de rumores y las críticas a lo que se está realizando (ya que los rumores pueden difundirse por otro lado y la gente no tiene información más clara o de fuente más fiable).

De esta información de Mireya Lozada extraigo unas claras conclusiones finales:

1. Ten cuidado si generas rumores negativos contra alguien, pues seguro éstos acabarán volviendo contra ti.

2. Quien promueve comunicación negativa sin pruebas, no sólo no es de fiar, si no que está expuesto a la mayor de las sospechas.

3. Prefiero creer en las personas que sus actos me demuestren sus palabras, aunque en ocasiones haya situaciones confusas. 

4. Una persona abierta a todas las preguntas es infinitamente más creíble que una con todas las respuestas.

5. El rumor daña por igual a todas las partes participantes, incluido quien lo propaga o le da veracidad. 

Todos estamos expuestos a rumores, cotilleos, informaciones capciosas… ¿Realmente quieres entrar en ese juego? Yo no te lo recomiendo porque la única persona perjudicada eres tú.

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Tengo que contarte algo I Asomando la lengua

5 comentarios Add your own

  • 1. kat  |  1 abril 2009 en 12:18 am

    no haaaaagas caaaso, noooo hagaaaas caso!, son rumoooores, son rumoooores!

  • 2. rubenturienzo  |  1 abril 2009 en 1:21 am

    Jajajjaja gracias Kat

    Una gran referencia a estas horas de la noche 🙂

  • 3. Pau  |  1 abril 2009 en 9:40 am

    Yo siempre he pensado que hablar directamente con la persona afectada por el rumor o la información negativa es la mejor solución para despejar las dudas o aclarar la situación. Confío en la gente, y sobre todo en mis amigos, y como apuntas muy bien, los actos a lo largo del tiempo nos darán las claves de la veracidad de las informaciones y los rumores.
    Aunque creo que la clave de todo es conocer a la gente que te rodea, y con la que trabajas, y tener con ellos una comunicación fluida y sincera. Yo creo en la gente que quiero o aprecio y eso algunas veces te lleva a profundas decepciones, pero muchas veces te da toda la satisfacción del mundo.

  • 4. rosa por dentro y rosa por fuera  |  1 abril 2009 en 10:21 am

    qué obsesión con los rumores…!!!!

    hagas lo que hagas te van a criticar, así que haz lo que quieras…

  • 5. rubenturienzo  |  1 abril 2009 en 11:25 am

    Gracias Pau

    Estoy completamente de acuerdo en tu puntualización. Conocer la gente y hablar directamente es fundamental para solucionarlo. El tema de las decepciones… bueno, al final cada persona demuestra con sus actos el lugar que debe estar.

    Un abrazo

    Gracias Rosa

    Jajajjaa tranquila que no hay obsesión, sólo que ante una actitud tan dañina y nociva, quería dar mi puto de vista e incitar a la reflexión.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: