Surfeando estrategia III

10 septiembre 2009 at 12:00 am 2 comentarios

Ya nada puede impedir que el sol se haga con las riendas de la temporada. El mar se agita pensando en todo aquello que nos puede ofrecer y con la sabiduría de que algunas personas intentarán dominar sus movimientos, sus olas. El mar se prepara para el baile.

En las dos entradas anteriores ( I y II), hemos visto cómo:

– Todo el mundo puede surfear.

– Nadie puede surfear por ti.

– Hay que elegir la tabla correcta.

– Prepara el neopreno.

– Observa la marea.

– La seguridad de la compañía.

Han sido muchos los preparativos y parece que estamos preparados para dar el gran paso. Hoy nos meteremos en el agua.

Séptima lección: Nadar es fundamental

Algunas personas creerán que es algo obvio pero no lo debe ser tanto cuando cada año, decenas de surferos mueren al entrar en el agua sin saber nadar. Existe la falsa creencia de que como la tabla flota, siempre podrás aferrarte a ella. Nunca debes entrar al agua si no sabes nadar. Nadar es la habilidad básica para poder aprender a hacer surf. Otras habilidades serán necesarias como la forma física, equilibrio, concentración… pero nadar es imprescindible.

Ahora piensa ¿Cuál es la habilidad básica para que tu proyecto funcione? Pues debes identificar y dominar dicha técnica ya que eso será lo único que te salve si la situación se pone difícil. La única manera de mantenerse a flote será hacer gala de dicha habilidad y por lo tanto, refugiarnos en esa actividad, característica o competencia. Hemos tenido que esforzarnos y trabajar para depurar esa técnica. Pasar un mal rato, beber agua salada o incluso poder acabar en el hospital es fácilmente evitable si nos hemos preocupado de fortalecernos previamente con la habilidad fundamental. Si entras en el mar, debes saber nadar.

Octava lección: Elimina la resistencia inicial.

Una de las experiencias más desagradables del surf cuando se empieza es intentar entrar al agua con la tabla y colocarte en la zona de recepción de olas. Nadie se detiene a estudiar ni comprobar ese pequeño momento de dificultad que a algunas personas les lleva a no volver a intentarlo. Y es que como es lógico, no estamos accediendo al agua como antes lo habíamos hecho. Ahora llevamos una tabla de dos metros, que no es flexible, que no podemos hundir completamente y que nos dificulta mucho los movimientos. Es el primer instante para comprender que somos uno con la tabla. Debemos movernos con y por la tabla.

En la estrategia personal, debemos entender que el mercado intentará también agitarnos, movernos y zarandearnos para o bien sacarnos del escenario o bien situarnos donde él quiera y no donde nosotros elijamos. Cuando decidimos conseguir algo y sobre todo, cuando nos ponemos en marcha para llevarlo a cabo, debemos entender que nos hemos convertido en uno con nuestro proyecto. No podemos ir por libre, soltar lastre o independizarnos de nuestro proyecto. Si cuando yo estoy entrando al agua suelto la tabla para facilitar mi acceso a la zona de espuma, estoy convencido de que yo llegaré, pero lo haré sólo y sin el material necesario para poder surfear. Debemos encontrar la manera de ser uno. Para encontrar ese movimiento preciso que nos ayuda a superar sin problemas las primeras hostilidades del entorno.

En el surf lo haremos gracias al Duck-diving, que es mover la tabla y nuestro cuerpo a la vez para sumergirlo en el agua y que la ola pase por encima de nosotros. En la estrategia personal y en el caso concreto de cada persona, debería ser mover o justificar nuestras habilidades para no ofrecer ni encontrar resistencia al medio. Entiende la naturaleza del entorno y encuentra el movimiento menos agresivo para introducirte en él.

Novena lección: Busca la zona de confort.

Si ya hemos entrado al agua y superado las primeras olas que casi nos sacaban de nuevo a la playa, seguiremos nadando hasta la zona de espuma. Es increíble como tras el esfuerzo inicial ahora todo parece en calma, empezamos a sentir el movimiento del agua y apoyados sobre la tabla empezamos a sentirnos parte del medio. Es nuestra zona de espuma. Nuestra zona de tranquilidad. Es el lugar al que siempre podemos volver para relajarnos y coger fuerzas. El lugar desde el cual trazaremos el recorrido, esperaremos nuestras olas y planificaremos nuestra verdadera acción.

En la estrategia personal necesitaremos encontrar también nuestro sitio de confort, nuestra zona de espuma desde la cual podremos estudiar, planear y analizar cada una de nuestras intervenciones. Nuestra zona de confort interno serán nuestras habilidades y competencias desarrolladas, esas que conforman nuestra esencia personal y que nos diferencian del resto. La zona de confort externa será nuestro sector o campo en el que nos decidamos desarrollar. Si lo dominamos, sabemos que podremos estar tranquilos y que siempre podemos volver a ese punto. Porque ese punto ya no es la playa, ese punto está dentro del agua, a un paso de deslizare sobre las olas.

De momento sólo hemos encontrado un lugar en el medio, un lugar fundamental y necesario, pero evidentemente aun no hemos surfeado. Pero pronto lo haremos… Muy pronto.

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Surfeando estrategia II Sueños de Ibiza

2 comentarios Add your own

  • 1. Pau  |  21 abril 2009 en 10:51 pm

    Está claro que estamos en un medio que no es el nuestro, por lo que nos va a ayudar mucho, como muy bien apuntas, buscar nuestra zona de confort para recuperar y fortalecer los músculos agotados del árduo esfuerzo de entrar en el agua.
    Muy buena observación, no podemos arrastrar la tabla en un medio hostil que además no es el nuestro natural, debemos buscar y aprovechar el empuje de la corriente que nos va a llevar hacia nuestro objetivo con mucho menos desgaste.

  • 2. rubenturienzo  |  21 abril 2009 en 11:16 pm

    Gracias Pau, estoy convencido de que esto acaba de comenzar jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: