Encerrado estás mejor

21 septiembre 2009 at 12:00 am 1 comentario

Hace treinta años los alienígenas contactaron por primera vez con el planeta Tierra.

La raza humana esperó un ataque hostil o un gran avance en la tecnología. No ocurrió ninguna de las dos cosas. Los alienígenas eran refugiados, los últimos sobrevivientes de su planeta de origen. Al tiempo que las naciones del mundo intentaban ponerse de acuerdo en lo que tenían que hacer con ellas, las criaturas fueron instaladas de forma temporal en el Distrito 9 de Sudáfrica.

Ahora, la paciencia en cuanto a la situación de los alienígenas se ha agotado. El control sobre los extraterrestres ha sido delegado en Multi-National United (MNU), una compañía privada que lo que le interesa no es el bienestar de los alienígenas sino las formidables ganancias que les podría reportar su impresionante armamento, en el caso de que pudieran hacerlo funcionar. Hasta el momento no lo han logrado; la activación de las armas requiere ADN alienígena.

La tensión entre los extraterrestres y los humanos llega a un punto crítico cuando un operario de campo, Wikus van der Merwe (Sharlto Copley), contrae un misterioso virus que empieza a transformar su ADN. Wikus de la noche a la mañana se convierte en el hombre más perseguido del mundo y, a la vez, el más valioso, poque es la clave para descubrir los secretos de la tecnología alienígena. Marginado y sin amigos, solo le queda un lugar en el que poder ocultarse: el Distrito 9.

Creo sinceramente que esta película va a ser una de las más opinadas en los próximos meses y si bien es cierto que la última media hora de película yo le hubiese dado otro enfoque completamente distinto, creo que el planteamiento sobre la gestión de lo desconocido es muy reseñable.

Porque en definitiva ¿Cómo actuamos con aquello que no conocemos? Otras razas, otras culturas, otros gustos… Si no piensas como la mayoría no eres normal y si no eres normal, debemos aislarte. Tu vida deja de ser tuya y comienza una época en la que otras personas mandan sobre tus decisiones.

Recuerdo las palabras del Reverendo Martin Niemöller en 1945 a propósito de los Nazis cuando salgo de la sala de ver esta película…

Primero vinieron a por los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista.

Después vinieron a por los judíos, y yo no hablé porque no era judío.

Después vinieron a por los católicos, y yo no hablé porque era protestante.

Después vinieron a por mí, y para entonces, ya no quedaba nadie que hablara por mí.

¿Cuántas veces han recurrido ya a ti y no has movido un dedo? ¿Cuántas veces has preferido encerrar un sentimiento, a una persona o una ideología? ¿Qué grado de demócrata eres? ¿Qué nivel de libertad?

Ya es hora de que te des cuenta: Tu silencio ayuda a la dictadura ideológica.

Pero claro, mientras sean extraterrestres…

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

Zombies La gran respuesta

1 comentario Add your own

  • 1. Alberto  |  21 septiembre 2009 en 3:29 am

    Es verdad coexistir nunca ha sido nada facil, sobre todo si una mitad se impone sobre la otra a la fuerza.

    Muy pertinentes tus palabras y bien adecuadas para lo que estamos viviendo de este lado del mundo.
    “Después vinieron a por mí, y para entonces, ya no quedaba nadie que hablara por mí.”

    Es una frase que me ha hecho pensar mucho, gracias
    Alberto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: