¿Perseverancia o tozudez?

29 septiembre 2009 at 12:02 am Deja un comentario

Una realidad innegable a todo proceso estratégico es la virtud asociada a la perseverancia de la acción. Sin duda alguna cuando alguien profesional requiere de la consecución de un éxito, cualquier coach, gurú, o consejo de sabios que le asesore, le advertirá de la necesidad de perseverar y le enmarcará en una situación de esfuerzo continuo para alcanzar correctamente el objetivo.

Sin embargo, no se puede tirar un muro de piedra a cabezazos. Por mucho que perseveres. Ya que como decía Jean Baptiste Alphonse Karr: “nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez.”

La importancia estratégica del análisis y planteamiento de todos los componentes que rodean nuestra visión y misión serán imprescindibles para concluir qué acciones son necesarias y por lo tanto certeras para con nuestro objetivo, y que acción, habilidad o aptitud es mejor que releguemos a un segundo plano o incluso dejemos de utilizar, por su ineficacia, ya sea energética o mucho más grave, de errónea gestión de nuestro tiempo.

Como buen nacido en el madrileño barrio de Chamberí, con el olor a barquillo impregnado en mi cerebro, el sabor de las rosquillas grabado en mi paladar y los atardeceres desde el Campo del Moro tatuados en mi retina, quiero lo mejor para Madrid. Porque Madrid es un conjunto de sueños y éste sueño lo merece.

Hace unas semanas el COI emitió su primer informe de evaluación de las cuatro ciudades que optan para la celebración de las olimpiadas en 2016. Tokio, Río de Janeiro y Chicago salen mejor paradas que la capital española, o al menos eso es lo que todos los analistas comentaban en los diarios nacionales. Dudas sobre la lucha antidopaje, reestructurar la organización y diferenciar los roles son los detalles qué más nos han afectado negativamente. El próximo viernes es la gran cita…

¿Se está haciendo lo correcto cuando se intenta una y otra vez alcanzar una candidatura olímpica tras haber sido descartados para su celebración en el 2012? ¿Realmente se ha contemplado la ley no escrita que asegura que nunca se ha repetido continente (Londres 2012)? ¿Piensan los responsables políticos que nuestra opción es lo suficientemente poderosa como para convencer al jurado de que cambie una tradición? Y la peor de las cuestiones, ¿Es legítimo justificar su perseverancia cuando las damnificadas son terceras personas?

Recuerdo como hace unos años la ciudadanía madrileña esperaba con ilusión y esperanza un dictamen que luego resultó negativo. Recuerdo como miles de personas en la céntrica Plaza de Colón se llenaban de tristeza, de rabia, de desolación y de frustración al ser descartados por Londres. Recuerdo las lágrimas y los abrazos. Recuerdo un sueño destrozado evaporándose por el Paseo de la Castellana, la Puerta del Sol y El Parque del Retiro.

Pero un madrileño no se pararía viendo como otra ciudad se lleva nuestro sueño. Somos una ciudad creada por una amalgama de culturas, sentimientos y voluntades. Un arcoiris de valores con enormes diferencias pero un nuevo espíritu de unión. Un sueño que no dejaremos que esta vez se nos esfume. Y aupados en ese sentimiento surcaremos el Olimpo para seguir exigiendo el nombramiento de nuestra ciudad como sede legítima.

Ese sueño que se rompió hace años fácilmente se recompone ya que la ciudadanía así lo requiere, ¿Pero es lo correcto?

No existe ninguna duda que casi todos los teóricos del liderazgo y pensadores de la gestión social, desde Aristóteles a Roosevelt o Nader siguen apostando por la perseverancia de las acciones, aunque poco se habla de la necesidad de analizar si la estrategia es la correcta y si no será ese nuevo intento, un simple y fugaz gasto de energía.

En la película norteamericana sobre un torneo de golf, Tin cup, dirigida por Ron Shelton y protagonizada por Kevin Costner, nos narran una escena en la cual el jugador que va a un golpe de apoderarse del triunfo se enfrenta a dos posibilidades. Por un lado podría intentar asegurar su liderato y por el otro, hacer historia. Escoge la segunda opción y tras un primer golpe errado, lo vuelve a intentar… y vuelve a fallar. Así una y otra vez hasta que toda esperanza de ganar queda reducida a una mera anécdota.

Como todo deportista sabe, la lucha entre nuestro cerebro, ego, corazón y técnica es verdaderamente desoladora y no siempre se alcanza la marca necesaria. Aunque hubieses entrenado, comprobado el aire, seguido los consejos de un buen entrenador o reservado energías suficientes. Hasta lo más grandes saben cuando deben tomarse un respiro y descansar.

Ocupar un rol de liderazgo y tener que tomar decisiones, implica necesariamente que evaluemos la eficacia de nuestra gestión y estrategia. Debemos aprender a no rendirnos, debemos comprender que el éxito puede estar detrás del siguiente intento, pero es justo, por nosotros, nuestras organizaciones y por quien nos rodea, que actuemos con perseverancia siempre y cuando exista una opción real de alcanzar nuestro objetivo.

La vida no premia la cobardía y a quien se esconde, pero tampoco a la imprudencia. Aunque sea olímpica.

Anuncios

Entry filed under: Otras cosas simples.

La gran respuesta Dando botes :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Mi blog en Technorati


A %d blogueros les gusta esto: