Archive for 2 noviembre 2009

La estrategia del swing

La palabra Swing hace referencia tanto a un estilo musical dentro de la evolución del jazz, como a una cualidad musical inefable (en un sentido similar al de la palabra duende aplicada al flamenco, la palabra flowaplicada al Hip Hop, la palabra tumbao aplicada a la salsa, o la palabra riddim aplicada al reggae). Se dice de una interpretación (normalmente, vinculada al jazz) que tiene swing cuando se quiere resaltar que el intérprete ha logrado conferirle una cualidad rítmica especial en algún sentido.

Se llama también Swing, al baile asociado al estilo jazzístico.

Hoy quiero centrarme en el swing porque reúne unas serie de características que me encantan y que definen claramente mi visión de la estrategia personal.

El swing es ritmo. Por encima de cualquier otra cosa, el swing es la capacidad del cuerpo de sentir y fluir y adaptarse a un sonido. Algo que en la estrategia personal es fundamental para tras sentir y comprender “la música” que el mercado toca, sepamos fluir y expresar nuestra propia interpretación corpórea.

El swing es libertad. Nadie baila una misma pieza de igual manera. Si quieres diferenciarte y convertirte en la opción preferente debes aprender a que cada movimiento sea único. A que cada movimiento sea tú movimiento.

El swing es rebeldía. El movimiento swing fue un movimiento joven que intentaba demostrar que la música se podía vivir de otra manera, respetando los sonidos clásicos, pero rompiendo con los bailes tradicionales. En la estrategia personal debemos saltarnos la norma no escrita de ser exactamente igual al resto de trabajadores o proveedores. Debemos romper con las visiones costumbristas y mostrar una visión más rebelde.

El swing es movimiento. Todo se basa en disfrutar haciéndolo. Nunca alcanzarás nada si no te mueves.

El swing es pegadizo. Cuando alguien escucha la música swing no puede estarse quieto o quitárselo de la cabeza en un buen rato. Una buena estrategia personal también debe conseguir que nuestra imagen perdure en la mente de quien se cruce en nuestro camino.

El swing es divertido. Si no disfrutas bailando, no entiendes el swing. En la estrategia personal debemos disfrutar de cada paso y divertirnos sin tomarnos el proceso como un via crucis. Si no disfrutas con tu estrategia personal, es mejor que cambies el rumbo.

El swing es swing. En definitiva, nada se parece al swing. Este estilo de baile es único en ejecución y en apariencia, como los procesos de estrategia personal. Únicos en el concepto y en su ejecución. La estrategia personal puede tener elementos de muchas otras corrientes pero el resultado sólo se parece a una cosa, a la estrategia personal.

Ha llegado el momento de unirte a esta corriente libre que busca una definición propia, que intenta que cada persona alcance sus objetivos mientras luce sus mejores galas y se mueve adaptándose con alegría y entusiasmo al sonido que el mercado marque. Dejemos atrás los malos augurios y los bailes tradicionales. nadie te sacará de tu situación actual bailando un vals o moviendo ligeramente una pierna. Sal a la pista, prepárate para sudar y para divertirte porque el sonido ya está aquí.

Baila swing, siente el swing y sobre todo, márcate una estrategia que te permita ser libre practicando tu swing.

(*) Película recomendada “Los chicos del swing”

2 noviembre 2009 at 12:00 am 9 comentarios


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

noviembre 2009
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Mi blog en Technorati