Posts filed under ‘Leyendo que es gerundio’

Aventuras de una gallina emprendedora

¡Vuelve Popeya y lo hace con más fuerza que nunca!

Han pasado casi dos años desde que “La gallina que cruzó la carretera” llegó a las librerías del país para conseguir vender la primera edición en siete semanas. Nuestra amiga tenía un objetivo claro: realizar sus sueños. Y para ello, tenía un plan de acción: cruzar al otro lado de la carretera.

Pero ¿Qué pasó tras conseguirlo? ¿Dónde quedan las amenazas? ¿Dónde los nuevos retos?

“Aventuras de una gallina emprendedora” da réplica a una fabulosa historia que llenó de ilusión optimismo y energía positiva a miles de personas y que hoy por fin tiene una nueva aventura sobre todo lo que le sobrevino a la protagonista y a su genial pandilla tras su primera gran hazaña.

Menchu Gómez, una genial psicóloga y amiga fue un gran estímulo a la hora de continuar una aventura que sin duda hará las delicias de todos los seguidores de Popeya, Roosty , Bravy, Corsety, Feary y el genial Parrot Jones. Su capacidad de trabajo, sus conocimientos en la gestión emocional y su fino sentido del humor, dan sin duda unos matices a la obra dignos de los mejores libros de gestión personal fabulados. 

En este nuevo episodio, la gallina Popeya tiene un sueño: montar una fábrica de huevos a las finas hierbas al otro lado de la peligrosa carretera. Con valentía y buen humor, la intrépida gallina y sus amigos de Chicken City emprenderán la gran aventura de trabajar en equipo para hacer realidad el proyecto. 

Menchu y yo, nos valemos de esta divertida historia para enseñar a negociar con eficacia, promover relaciones enriquecedoras con los demás, trasformar los problemas en oportunidades, focalizar las energías, conseguir una comunicación efectiva y enfrentarse a las dificultades con optimismo y confianza en si mismo.

Un nuevo libro cargado de herramientas, de ilusión, de esperanzas y de muchas sonrisas. Con los fabulosos dibujos de Diana Rodríguez y con el exquisito trabajo de la Editorial Vergara, dentro de su nueva colección “vivir mejor en el trabajo”, el libro tiene todos los ingredientes para alcanzar todas las metas posibles.

portada_lagallina_huevos1

Si te reíste, emocionaste, aprendiste e ilusionaste con la primera parte, ¡¡agárrate las plumas porque la nueva aventura te dejará para hacer caldo!! En apenas un par de semanas, las librerías de toda España contarán con una nueva referencia. Una referencia que sin duda viene precedida por el éxito de su antecesora, pero que próximamente creará un camino exitoso propio.

Desde aquí y mientras esperamos a que salga a la venta, quiero dar las gracias a las personas que lo han hecho posible. Comenzando por mi coautora, Menchu Gómez o la ilustradora, Diana Rodríguez y terminando por Marisa Tonezzer, directora de Editorial Vergara y Ricardo Artola, director editorial de Grupo Z, pasando por cada persona que ha dedicado su tiempo a enriquecer y embellecer este nuevo libro. GRACIAS.

Pd: Seguiremos informando desde Chicken City, preparaos para las sorpresas.

Anuncios

15 enero 2009 at 2:35 am 1 comentario

Meditando el management y la vida

Algunos libros son como faros, brújulas o como la estrella polar: iluminan, orientan, sitúan y tienen la extraña capacidad de actuar como referente y guía.

Son compañeros invisibles que nos susurran su mensaje amable y nos brindan dirección y sentido no sólo ante la adversidad o el reto sino también en la experiencia de lo cotidiano.

Otros libros actúan como sólidos cimientos o como puntos de apoyo de grandes palancas para el cambio. Sus ideas y conceptos son una base ideal para la creación y desarrollo de un proyecto existencial o empresarial, porque la sabiduría que albergan es el complemento imprescindible a las habilidades prácticas adquiridas con el trabajo, la perseverancia y la paciencia.

También existen libros sumamente necesarios en caso de contingencia, de modo que bien podrían formar parte de un botiquín. Su función terapéutica de emergencia es tan evidente que sería recomendable que fueran parte del conjunto de elementos imprescindibles para una urgencia mental, afectivo, espiritual o física. Incluso hay libros que son como un bálsamo, como una caricia, como la sombra del árbol en verano, como el aire: curan, limpian, depuran, oxigenan, liberan, desbloquean, generan alegría, bienestar. Su lectura eleva el alma al lector y le regala nuevas perspectivas para navegar por la vida.

Finalmente encontramos aquellos libros que generan una adicción amable como la caricia al ser amado, el olor del pan, el juego con el cachorro, la brisa del mar, el tacto de la hierba, el primer trago de cerveza o el buen café. Frente a su goce, el tiempo se pierde y uno desea que la experiencia se alargue o que la memoria la retenga en el futuro con todos sus matices.

Pero es francamente difícil que en un solo libro converjan todas esas propiedades. Y eso es precisamente lo que ocurre con “Meditando el management y la vida”. Su lectura atrapa necesariamente porque combina profundidad con pasión, lucidez con ternura, rigor con amenidad, practicidad con la mejor filosofía. Porque “Meditando el management y la vida” no es sólo una amable invitación a la meditación; es sobre todo una propuesta para la acción necesaria y útil cargada de reflexiones excelentes, inteligentes y sumamente prácticas.

11 diciembre 2008 at 12:00 am Deja un comentario

Ponga magia en su empresa

El secreto para poner “magia” en nuestras carreras, organizaciones y vidas es simple: Liderazgo excepcional que inspira a los empleados, deleita a los consumidores y alcanza resultados económicos extraordinarios. 

Nadie sabe más acerca de esta clase de liderazgo que Lee Cockerell, el hombre que dirigió las operaciones del Walt Disney World® Resort durante más de una década.
En PONGA MAGIA EN SU EMPRESA, comparte los principios de liderazgo que guiaron su camino desde la pobreza de su niñez en Oklahoma hasta ser el director de operaciones de una empresa multinacional, los mismo principios que han formado la base cultural del primer centro vacacional del mundo.

Lee demuestra que el liderazgo no consiste en manejar teorías complejas, sino que todos podemos ser líderes si seguimos las diez prácticas estrategias de sentido común que se destacan en este libro. Algunas de ellas son:

  • Todos son importantes
  • Haz que tus empleados sean tu marca
  • Aprovecha el combustible gratuito: aprecio, reconocimiento y aliento.
  • Da a la gente un propósito, no sólo un trabajo.

Combinando nociones de negocios sorprendentes con entretenidas historias acontecidas en más de cuatro décadas en primera fila, PONGA MAGIA EN SU EMPRESA enseña a todos, desde el dueño de un a tienda hasta el ejecutivo de una gran multinacional cómo ser mejores líderes a través de infundir calidad, carácter, entusiasmo e integridad en nuestras vidas y en nuestro puesto de trabajo.

El autor

LEE COCKERELL ha sido Vicepresidente ejecutivo de operaciones de Walt Disney World durante más de 10 años. Actualmente aún da clases y conferencias sobre liderazgo en el Disney Institute. Frecuentemente dicta conferencias y seminarios en las principales empresas, agencias gubernamentales , educacionales y organizaciones no gubernamentales de todo Estados Unidos. Vive en Orlando, Florida.

Lee el primer capítulo del libro

 

4 diciembre 2008 at 12:00 am 1 comentario

Prácticas de coaching

Que el coaching tiene parte de moda es evidente. Y que los puristas no se me enfaden ya que eso no tiene que ver ni con su eficacia, ni con su solvencia ni mucho menos con su efectividad. Simplemente su rápida evolución está generando una moda de la que muchas personas se están aprovechando.

Últimamente son muchas las personas que me piden información, textos para leer o libros sobre los que formarse para entender y comprender qué es esto del coaching, así como algunas personas que han pasado por algún curso de formación descubren que no están lo suficientemente formados me piden herramientas.

Recomiendo en ambos casos un pack de Lid editorial. Un pack que estaría formado por los libros “Dirige de cine”, “Coaching y diversidad” y el que os traigo hoy, “Prácticas de coaching”. Sin duda un pack que saciará vuestras ansias formativas y cubrirá la falta de herramientas.

Prácticas de coaching:

Una obra práctica, que desvela las herramientas reales utilizadas por el coach en sus sesiones. Las autoras quieren demostrar que el coaching es una profesión, que no se improvisa, que se basa en un aprendizaje de diversas técnicas y herramientas, y que más que una caja de instrumentos, el coaching es un proceso que requiere su tiempo y que se rige según unas reglas éticas y deontológicas.

Libro multicultural que abarca la experiencia acumulada a través de más de 7.000 horas de coaching y en culturas distintas: francófona, anglófona e hispana. Contiene una selección de casos reales, elegidos por las autoras “porque las preguntas que formulan los clientes son comunes en las empresas y porque el lector podrá fácilmente reconocerlas, incluso identificarse con ellas”.

Dirigido a los responsables y miembros de los departamentos de recursos humanos, a los dirigentes de empresas, ejecutivos, trabajadores interesados en las problemáticas de la empresa, consultores, formadores, coaches y a los que aspiran a convertise en coaches.

Gran esfuerzo de comunicación por parte de LID Editorial, con acciones de relaciones públicas, orientadas a la consecución de reseñas, entrevistas y demás apariciones en los medios tanto del libro como de sus autoras, quienes ya gozan de gran reconocimiento mediático, pues ambas son presidentas de la Federación Internacional de Coaching en España y Bélgica, respectivamente.

ÍNDICE:

Prólogo Presentación Introducción: una cuestión de vida o muerte 1. Marco conceptual 2. Caso uno: Ana quiere alcanzar un mejor equilibrio de vida 3. Caso dos: Enrique desea gestionar mejor sus emociones 4. Caso tres: a Juan no le gusta vender 5. Caso cuatro: Arnau ya no encuentra su lugar en su ONG 6. Caso cinco: Sandra quiere afrontar la compra de su empresa 7. Caso seis: Fátima necesita ganar confianza en ella misma 8. Caso siete: Carina tiene que a prender a decir no 9. Caso ocho: Marco quiere salir a flote 10. Caso nueve: Cecilia quiere establecer sus prioridades 11. Caso diez: Fran quiere encontrar un nuevo empleo 12. Caso once: coaching de equipos para trabajar en mutua colaboración 13. Caso doce: recentrar las actividades Conclusiones Notas Bibliografía Guía de casos

27 noviembre 2008 at 12:00 am 1 comentario

Sin prisas por favor

Se aproximan las navidades ¿no lo habíais notado? jejeje Bueno, por eso, hoy quiero que le dediquéis unos minutos a un artículo publicado en flysophy que reproduzco en su integridad por su interés general (como los de canal 7 jejeje)

Así que hoy, en vez de un libro, os recomiendo dicho escrito del fantástico blog de “ideas buenas”

El Movimiento Slow propone aparcar la prisa y disfrutar del cada minuto. Para ello reivindica un una nueva escala de valores, basada en trabajar para vivir y no al contrario. La biodiversidad, la reivindicación de las culturas locales y un empleo inteligente de la tecnología, son algunas de sus principales señas de identidad. Por que como dice el corrido mexicano “ No hay que llegar primero, sino que hay que saber llegar”

El hombre siempre ha vivido condicionado por el paso del tiempo, pero muy especialmente a partir de la Revolución Industrial la idea de velocidad ha estado asociada con la de Progreso. Así por ejemplo, el Movimiento Futurista a principios del XX, consideraba la velocidad como una muestra del triunfo del hombre sobre la naturaleza. Su frase “Un automóvil rugiente, que parece correr sobre la metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia“ resume unos postulados que parecen no haber perdido actualidad.

Todo lo que conforma nuestro entorno nos invita a vivir de una manera veloz, sin detenernos a mirar lo que pasa a nuestro alrededor. Las marcas de moda nos presentan su nueva temporada de invierno cuando aún estamos sacando nuestros bañadores del armario.

Hasta hace unos años, el domingo se descansaba. Hoy, el mundo no para su actividad en ningún momento, se tiende a que todo funcione 24 horas al día y 365 días al año. La ciudad nunca duerme.

Por otro lado, es cada vez más frecuente pasar el día entero en los malls se recorre el lugar haciendo shopping, más tarde se reponen fuerzas comiendo en un local de fast food y se termina la jornada en el cine acompañados de unas pop corn. Es decir, se puede consumir durante todo el día, sin ver la luz del sol, inmersos en un universo artificial de luces, olores y sonidos diseñados para fomentar el consumo.

Como consecuencia de este estilo de vida proliferan enfermedades como la obesidad, el estrés o el Síndrome de la Felicidad Aplazada que consiste en la profunda angustia que experimentan las personas que no cuentan con tiempo suficiente para cumplir con todas sus obligaciones diarias y que posponen cualquier experiencia gratificante a un hipotético momento futuro, que finalmente nunca se alcanza.

Se identifica ser el primero con tener éxito y se considera la lentitud propia de perdedores o personas sin iniciativa. Pero, todo tiene un límite y el culto a la velocidad parece estar llegando al suyo. El concepto de Slow Down o desaceleración, está cada vez más presente en nuestra sociedad y son numerosos los movimientos que se han formado para luchar contra la tiranía del reloj.

En Austria, La Sociedad para la Desaceleración del Tiempo aboga por prestar más atención al presente y a la cultura. En Tokio, el Sloth Club, apuesta por una vida más tranquila, inspirada en el animal perezoso. Promueve el concepto de hacer menos, de vivir en forma sencilla sin depender del consumo. En esta línea se enmarca el Downshifting cuyos miembros tiene el noble objetivo de vivir con modestia y pensar con grandeza. Según ellos se puede vivir mejor consumiendo menos.

Tampoco faltan propuestas como Take Back Your Time, iniciativa surgida en Estados Unidos y Canadá para concienciar sobre la epidemia de exceso de trabajo y horarios extremos que amenaza la salud, las familias y las relaciones con la comunidades. Entre sus propuestas está la de conseguir que el 24 de octubre sea nombrado Día Oficial sin Relojes.

Camina no corras es el slogan de Camper, que también se ha unido al espíritu de la desaceleración. Esta empresa española, ha querido con su publicidad abrir los ojos del comprador y animarlo a llevar un tipo de vida donde el trabajo y la actividad cotidiana pueden ser compatibles, sin dejarse llevar por la presión del tic-tac.

Y es que esta Actitud Lenta, aplicada al trabajo, no tiene porque significar menor productividad sino por el contrario un trabajo de mayor calidad , más atento a los detalles y desarrollado en un ambiente más flexible y estimulante. De este modo se consigue mayor eficacia e implicación de los trabajadores, que además al terminar la jornada se encuentran en mejor disposición de disfrutar de la vida. Se trata de vivir el presente. De todas las manifestaciones surgidas en torno a la idea de la desaceleración la más importante es el Movimiento Slow. Debe su origen, en 1989, a la protesta llevada a cabo por el periodista Carlo Petrini, ultrajado por la apertura de un restaurante de comida rápida junto a la escalinata de la Plaza de España en Italia. En ese momento nació la conciencia de proteger la alimentación tradicional, basada en la biodiversidad, frente al imperio de la cómida rápida. Ese mismo año, en París se dio nombre al movimiento y se diseño su logo, a partir de la imagen de un caracol. El nombre de este movimiento fue Slow Food y supuso el germen a partir del cual más tarde surgirían las Slow Cities.

Las Slow Cities o Convivias, van más allá del Slow Food, y se han convertido en toda una filosofía de vida. Sus habitantes disfrutan de la naturaleza y valoran mucho pequeños placeres tales como comer, o dialogar o mejor aún hacer ambas cosas a la vez. En ellas no hay lugar para la prisa y se trata de fomentar la creación de una conciencia más humana.

La primera fue fundada en Bra, en la zona del Cuneo, Italia, y se ha convertido en la sede central de este movimiento. A partir de ahí, la creación de otras Ciudades Lentas no ha parado y en el 2005 ya se superaba la cifra de cien países afiliados.

Para que una ciudad se pueda convertir en Convivia, deben cumplir una serie de pautas. La población no puede sobrepasar los 50.000 habitantes, ni ser una capital y además se deben cumplir una serie de requisitos en seis planos diferentes: legislativo medioambiental, infraestructura política, calidad urbana, productos locales, hospitalidad con los visitantes y conocimiento sobre las actividades de la localidad.

Lo que todas las Slow Cities tienen en común es la voluntad de construir un espacio más humano, con medidas que van desde sistemas de aire que controlan la polución a iniciativas para animar a la protección de los productos y la artesanía locales o planes para eliminar ruidosas alarmas, mediante programas de seguridad alternativa.

Una Slow City también debe contar con una educación en consonancia con su estilo de vida. En las Slow Schools no importa cuándo va a sonar el timbre, sino cuándo los alumnos han comprendido la lección.

Y después de una Slow Food nada mejor que una tranquila siesta y mejor aún acompañada de Slow Sex. Esta disciplina del movimiento Slow está basada en el Tantra Sexual. Las caricias, la respiración y no tener prisa es indispensable para esta práctica.

El libro In Praise of Slow del periodista Carl Honoré podría ser considerado el manual de iniciación para cualquiera que esté interesado en esta forma de vida. En él se describen con casos prácticos y mucho sentido del humor los beneficios físicos y psíquicos que puede aportar la filosofía Slow.

El Movimiento Slow se ha extendido a países como Brasil, Australia, México, Japón, Líbano… y se han llegado a crear 750 Convivias. Las ciudades, que conforman el movimiento, ofrecen un premio a proyectos que favorezcan la biodiversidad. El organismo que coordina estas actividades es la Slow Food Foundation for Biodiversity.

Aunque todas estas localidades tienen una misma meta, cada una cuenta con sus particularidades. Por ejemplo, la Convivia de Río de Janeiro, creada en Noviembre de 2000, suma a su actividad proyectos sociales como las Mesas Fraternales que ayudan a las comunidades más necesitadas en el plano alimenticio. Una de ellas es la del Hospital de Porto Velho donde por ejemplo, los pacientes indígenas son alimentados con su comida tradicional.

En España el Movimiento Slow llegó en 1994. Podemos encontrar 11 Convivias dispersas en toda la Península. Además en la primera edición de los Slow Food Awards, Jesús Garzón fue uno de los ganadores gracias a su labor de identificar los caminos de rebaños y revivir las actividades de trashumancia como medio de protección del medio ambiente de las montañas.

El Movimiento Slow hace que las personas se pregunten: ¿realmente es necesario vivir tan acelerados? ¿disfrutamos lo suficiente de nosotros mismos y de nuestro alrededor? ¿Por qué nos hemos dejado seducir por otras culturas cuando vivimos en una que no tiene nada que envidiar? Ocupados en ganar dinero que nos asegure un futuro cada vez más incierto, nos hemos olvidado de disfrutar de lo cotidiano. ¿por qué no ir andando al trabajo si se encuentra cerca?, ¿por qué no levantarte diez minutos antes y darte un homenaje con un buen desayuno? o simplemente ¿por qué no dejar que sea la vida la que nos marque su propio ritmo?</span>

20 noviembre 2008 at 12:01 am Deja un comentario

La isla de los cinco faros

Este libro tiene algo de tiempo, pero recuerdo que me lo recomendó una alumna hace algo más de un año y lo devoré.

Después de ofrecer una conferencia que le había costado semanas de preparación, Ferran sintió la decepción del fracaso. Su mensaje no había llegado al auditorio, y no podía entender por qué Max, su viejo profesor, se encontraba entre el público. Con sinceridad y cariño dio su opinión a Ferran: “Te han seguido con interés. Pero no te han comprado”. Ferran necesitaba ayuda, y Max le hizo una sugerencia:”¿Todavía tienes aquel refugio en Menorca? Ve a pasar unos días allí y dedícate a observar los faros “. Los 5 faros principales de la isla de Menorca dieron la respuesta a Ferran. Observándolos con detenimiento,pudo descubrir su mensaje, único e irrepetible. Cada uno de ellos le reveló una de las 5 claves de la comunicación.

En resumen, el libro nos ofrece las siguientes conclusiones:

1) Tienes que tener un único gran mensaje

2) Hay que explicar las cosas de forma memorable (historias, metáforas, personalizado…) porque tu idea compite con muchas otras

3) Con un lenguaje que conecte con tu interlocutor (tonos, ejemplos, palabras simples…)

4) Teniendo en cuenta que el mensaje que vale es el que capta la gente y no el que nosotros damos…y qué capta la gente? Nuestros oyentes captan más sentimientos que palabras!

5) Debes invitar en vez de intentar convencer….esto es: escuchar, respetar opiniones, no defender nuestra visión sino respetar la libertad de las personas

Sin duda a mi me sirvió para preparar mejor mis clases y conferencias y estoy convencido que tras su lectura, a ti también te servirá.</p>

13 noviembre 2008 at 12:01 am 4 comentarios

Tom Peters

Hoy os traigo un autor y no un libro. Es sin duda uno de los gurús de los que más podemos aprender de marketing personal, es por eso que os dejo aquí un artículo que desde su web de conferenciantes utilizan para vender a este autor. Espero que lo disfrutéis y le saquéis provecho.

Con su característico estilo desenfadado, Tom Peters, el gurú del management, da una serie de consejos para ser un buen vendedor.

1. ¡Conocen su producto! Es obvio, pero no menos importante de señalar. Se debe ser endiabladamente inteligente sobre lo que se está vendiendo. El secreto para hacerlo va más allá de unas cuantas clases o leyendo uno que otro artículo. Se debe de buscar en Internet y otras fuentes externas para encontrar toda clase de comentarios periodísticos sobre el producto o servicio que su compañía está vendiendo. Responder quejas basadas en una mala crítica periodística del producto es crucial. También es una buena razón para empezar a desarrollar una red interna: conviértase en amigo del departamento de “desarrollo de productos”; aliéntelos a compartir con usted “la historia real detrás del producto”. El conocimiento directo del producto es un buen punto de partida, pero siempre hay que buscar más, mucho más. Aquel vendedor con mayor conocimiento de su producto es el que gana.

2. ¡Conocen a su compañía! Usted está vendiendo a su compañía de la misma manera en que está vendiendo su producto o servicio. Necesita entender sus procedimientos y finanzas. Lo que más necesita es construir una fabulosa red de contactos en todas las partes de la compañía, las cuales le enseñarán datos importantes y, además, actuarán como sus guardianes cuando se presenten problemas.

3. ¡Conocen a su cliente! Una vez más, debería buscar en todas las fuentes, incluyendo informes de analistas y gente que haya trabajado para la compañía del cliente. Llame a un viejo compañero del colegio que trabaje ahí. La meta: conocer el sabor y el tono de la “cultura corporativa” de la compañía-cliente. Conocer al cliente, obvio, implica conocer a los individuos con los que se va a tratar. Cualquier forma de consolidar una “red de conocimiento” vale la pena.

4. Aman la política, tanto en casa como fuera. Recuerde: Las ventas son política. Si no “ama” la política, va a ser un mal vendedor. La política, después de todo, es la manera en que se lidia con otras personas para cumplir con un objetivo. A veces puede ser frustante y exasperante –e incluso puede ocasionar el abandono de un trabajo-, pero el saber ser político es esencial para el ejecutivo de ventas.

5. Respetan a sus competidores de manera casi religiosa. Quizá los odie o quizá lo hayan entrampado en una venta. No importa: no critique a sus competidores. Nada lo infrovalora más que criticar a un competidor. La meta es demostrar porque nuestro producto o servicio es mejor, y porque nuestra compañía es una mejor firma. Va una verdad irrefutable: No hay una mayor bendición que un extraordinario competidor (ejemplo: UPS para FedEx). Los grandes adversarios nos mantienen alerta. Ninguno de nosotros mejora si no somos presionados por alguien más.

6. “Ponen micrófonos” en la organización de su cliente. “Poner micrófonos” en la organización de su cliente significa desarrollar relaciones íntimas en todos los niveles con la empresa de su cliente. Varias investigaciones apuntan a que las mujeres son con frecuencia mejores vendedoras que los hombres; precisamente porque son menos consientes de las jerarquías y están más dispuestas a invertir más tiempo en desarrollar relaciones de “bajo nivel”, lo que abre el camino para la venta con el “jefazo”. Esto consume mucho tiempo, pero vale la pena el esfuerzo.

7. “Ponen micrófonos” en su organización y en las organizaciones de los otros vendedores. Las probabilidades de “ganar la venta” aumentan dramáticamente si un vendedor se apoya en todo el talento de la compañía en la que trabaja. Usted está vendiendo la experiencia de trabajar con toda su compañía, no la mera experiencia de trabajar con usted. Un consejo: conozca a los ejecutivos “juniors” o a aquellas personas infrovaloradas en su organización; más aún, llévelos a las juntas con sus clientes. Un relativamente inexperto ejecutivo de finanzas de su compañía puede tornarse a la larga en su principal aliado. Una red de contactos entre los “despreciados” de la organización se transforma, a la larga, en una gran cantidad de dividendos.

8. Nunca prometa más de lo que puede cumplir. Esta es otra manera de decir: “la confianza cuenta … para todo.” Los errores ocurren, lo que implica que en algún punto del proceso de venta usted tendrá que prometer de más. La idea aquí es no engañar, incluso si esto significa perder ventas. Tampoco se trata de ser demasiado conservador y nunca prometer nada; sin embrago, los vendedores ganadores siempre están más delante de aquello que prometen. El prometer de más puede costarle su trabajo; el siempre prometer de más, puede costarle su carrera.

9. Venda mediante la resolución de problemas específicos/ creando redituables oportunidades de negocio. Aquí está el “pitch” de ventas: “Nuestro producto resuelve estos problemas específicos (XXX) , crean estas increíbles oportunidades (XXX), y le harán ganar un montón (XXX) de dinero. Déjeme explicarle exactamente cómo: (XXX).” Pregúntese: ¿Estoy vendiendo un producto o una “sorprendente y original solución” tan memorable que será recordada al paso del tiempo? Los vendedores no se limitan a vender productos, inclusive si son buenos productos. Un buen vendedor no vende un “rolex”, vende la “experiencia de usar un rolex”. Lema: los idiotas venden rolex; los genios venden el estilo de vida rolex.

10. Son capaces de involucrar a cualquiera, hasta a sus peores enemigos. Escenario: Usted tuvo una pésima experiencia con cierto vendedor o con cierto cliente hace dos años y aún sigue enojado por ello. Empero, se le presenta una situación de venta en la que ese vendedor o cliente le puede ayudar a aumentar su credibilidad en ese proceso. ¿Qué hacer? Tráguese su orgullo; llame a ese vendedor o cliente; páguele una fortuna y asegúrese de que le ayude a vender. Una venta inspirada significa utilizar todos los recursos a su alcance, incluso aquellos que antes no podía soportar.

11. Conocen la historia de su marca. Su compañía vende una “historia”, una “visión” y una “marca. Por tanto, un gran vendedor utiliza el poder de marca de su compañía.

12. Siempre saben que todos los problemas son sus problemas. Nunca le eche la culpa de un problema a una persona dentro de su organización… aún cuando tenga razón. Cuando a su cliente le llegue tardíamente un pedido, nunca diga “es culpa del departamento de operaciones” o algo similar. Usted es el vendedor; usted es el representante de la compañía; si algo salió mal, es su culpa. Esto, desde luego, no significa que usted no tenga el derecho de sentirse enojado con el departamento de operaciones; significa, eso sí, que no puede transmitirle ese sentimiento a sus clientes, pues en el momento en que lo haga, toda la confianza que el cliente tenía depositada en usted se ira a la basura.

13. Actúan como un conductor de orquesta. Hágase responsable de todo el proceso. Los grandes vendedores consiguen buenas comisiones por orquestar buenas experiencias de venta, y no tanto por formular grandes “pitchs” de venta.

14. Ayudan al cliente a conocer la empresa que está ofreciendo la venta. Sólo la gente estúpida esconde información. En realidad, usted no quiere que el cliente dependa completamente de supersona. Usted quiere que el cliente le de las gracias por todas las cosas maravillosas que la gente maravillosa de su compañía ha hecho por él. Si se presentan problemas y usted está fuera de la ciudad, su cliente deberá contar con varios contactos dentro de la organización que le puedan orientar.

15. Huyen de los malos negocios. No se trata de renunciar a la primera o cuando se presente algún problema. Sin embargo, se presentará un momento en el que usted encuentre a un cliente que no sea digno de confianza; cuando jugar sea demasiado riesgoso. Cuando llegue ese momento, lo mejor es huir con gracia. Seamos claros: los malos negocios existen. La vida es muy corta como para hacer tratos con gente deshonesta o reprobable.

16. Entienden que existen “las buenas pérdidas”. Una “buena pérdida” es un intento valiente que, lamentablente, no fructifica por una serie de razones más allá del vendedor. A veces una “buena pérdida” puede ser major que una “ganancia mediocre”. Una “ganancia mediocre” significa ganar poco dinero por repetir un viejo procedimiento; una “buena pérdida”, en cambio, significa crear una oportunidad increíble para un cliente que aún no estaba preparardo para lidiar con ella. Por ello, es importante ampliar los límites mentales de nuestros clientes.

17. Saben que no todo es un asunto de “precio”. Se puede perder una buena venta por una cuestión de precio, Y es válido quejarse con los directivos de la compañía en torno a los altos márgenes de ganancia que se quieren obtener. No obstante, una de las evidencias más claras de un mal vendedor es la queja continua sobre l pérdida de ventas por el “precio”. Un vendedor le presenta a sus clientes un esquema “oportunidad/ solución/ experiencia/ ingreso/ desempeño”. Quizá ese valor añadido no compense una ventaja de 50% del competidor sobre nuestro precio, pero sí debería valer algo; sobre todo en un mundo donde los valores añadidos e intangibles se han vuelto cada vez más importantes.

18. No comprometen a toda la compañía para hacer la primera venta. Un buen vendedor no compromete de manera absurda diversos servicios de la compañía a la que representa en aras de hacer la primera venta con un cliente importante.

19. Son respetuosos de los nuevos competidores, quienes son el verdadero enemigo. En el largo plazo, el verdadero enemigo nunca es el principal competidor por todos conocido, sino aquel que no logramos detectar en la pantalla de radar, al que no vemos venir; este competidor es el que tiene una brillante idea que nos pondrá contra la pared. Por ello, es recomendable trabajar con estas nuevas compañías para ampliar nuestra oferta de productos y servicios y así contar con un “aliado” en lugar de un “rival”.

20. Buscan a clientes “cool” que les abran una ventana al mañana. Nosotros (usted, el vendedor y su compañía) somos tan “cool” como nuestra cartera de clientes. ¡Así de simple! En el 2002, es imperativo que nuestra cartera de clientes incluya a empresas que buscan la excelencia en el “mañana”. Este es el secreto de la “innovación automática”: convivir con gente interesante, automáticamente lo hace más interesante y lo mantiene a la vanguardia.

21. Usan la palabra “alianza” de manera obsesiva. Le estamos vendiendo una experiencia al cliente, lo que involucra el esfuerzo concentrado y coordinado de todos los miembros de la cadena de abastecimiento. Un vendedor tiene la obligación de hacer sinergia y extraer todo el poder y la imaginación de la cadena de abastecimiento.

22. Mandan muchas notas de agradecimiento (escritas a mano). Las ventas son un negocio de relaciones, y el saber decir “gracias” es la base misma de una buena relación. ¡No mande simples mails de agradecimiento! Escríbale una nota de agradecimiento a todo aquel que le haya ayudado a concretar una venta, amén del puesto que estas personas ocupen en la empresa. Una regla de oro: el 50% de esas notas deberán ir a personas de la propia compañía que le hayan facilitado la experiencia al cliente.

23. Le ayudan a su cliente. Un gran vendedor mira a su cliente y se dice: “¿cómo podré ayudar a esta persona para que sea rica, famosa y la asciendan de puesto?”. Se trata de ayudarle a la compañía del cliente, claro, pero también se trata de convertir en héroes a los individuos que confiaron en nuestros productos o servicios.

24. Cambian a la civilización. Steve Jobs, el presidente de Apple, dijo una vez: “hagamos un cambio en el universo.” La noción de que el proceso de ventas puede cambiar a la civilización, o por lo menos ser algo significativo, es lo que nos mantiene motivados.

25. Mandan mensajes sencillos y claros. Sea simple y sea claro. No hay mejor forma de comunicarse.

6 noviembre 2008 at 12:01 am Deja un comentario

Entradas antiguas


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

noviembre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Mi blog en Technorati