Cambio de aires

Llegó el momento de mudarse de nuevo. Así como la época en blogger de casi dos años significó el descubrimiento de las herramientas y comunicación 2.0, en este año de wordpress he avanzado mucho en repercusión, optimización de entradas y perfil y sobre todo, análisis de seguimiento. Estoy agradecido a ambas herramientas y feliz de haber disfrutado de ambas casas.

Sin embargo, ha llegado el momento de mudarse de nuevo. Y como toda mudanza, ésta, repleta de esperanzas y alegría también supone un trastorno de cajas, en las que espero no perderos a ninguna de las personas que habitual o esporádicamente pasean por aquí.

A partir de hoy, este blog queda oficialmente clausurado, ya que el gran trabajo de remodelación de mi nueva web, llevado a cabo por los chicos de cabeza de caballo, en la que se ha unido blog, web y otros módulos, es un paso más hacia el uso correcto y óptimo de la comunicación online.

Es por ello, que pidiendo un pequeño esfuerzo, ruego a quien me tenga enlazado, que modifique sus links.

La nueva dirección es la siguiente:

http://www.rubenturienzo.com

http://www.rubenturienzo.com/feed

Cierro esta ventana por la que tanto aire fresco ha entrado y abro una gran puerta por la que todo el mundo puede pasar.

Muchas gracias por vuestro tiempo, como siempre, y si os parece, nos vemos en el nuevo sitio.

4 diciembre 2009 at 10:39 am 2 comentarios

Zero es cero.

Porque cualquier acto violento que se sume nos resta a todas y todos, luchemos por el maltrato cero. Porque cualquier acto que se sume a esta violencia multiplica la necesidad de cambio y divide la sensatez y la creencia en el ser humano: Zero es cero.

Hoy miles de personas nos ponemos de acuerdo para luchar contra la violencia de género. Hoy poco puedo yo decir que otras personas más preparadas no hayan comentado.

Este es mi pequeño granito de arena para concienciar a una sociedad adormecida y aletargada que aun sigue viendo con relativa normalidad, los gritos, el excesivo control de los actos y agendas de las personas que nos rodean, las amenazas, los insultos, el “no te pongas eso”, el “no me gusta que salgas con…” o incluso que piensa que lo que pasa dentro de una pareja incumbe sólo a dos personas.

Cada actitud que coarte la libertad conforma una clara imagen y sintomatología de posibles futuros maltratos.

Hoy es el día en el que debemos hablar. Los otros 364 del año, los que tenemos que actuar.

No nos merecemos una sociedad marchita, no podemos permitir que se siga tolerando ni sucediendo actos que averguenzan a toda una sociedad.

Pero hoy es el día en el que otras personas más cualificadas hablarán. Yo sólo aporto mi pequeño granito de arena.

Que pronto zero, sea realmente cero.

25 noviembre 2009 at 7:12 pm 2 comentarios

La niña del gatuzzi

Sandra era una niña normal. Por eso le encantaba darle los buenos días a la noche, sentada con su gatuzzi mientras escucha Belle&Sebastian. La montaña rusa que recorre la ciudad acompaña bailando la música de sus oídos y mientras el ronroneo de su gato crea una atmósfera única. Sandra es una niña normal que ha aprendido a disfrutar de esos pequeños placeres. Cada vez que la veo me pregunto si algún día yo también llegaré a ser un niño normal.

19 noviembre 2009 at 12:09 pm 3 comentarios

Enseñanzas de media vida


El otro día cumplí años y repasando un poco mi estado actual, quiero hacerme eco de un recopilatorio de frases y sentencias para que nos dediquemos unos minutos a reflexionar. Son algunas pequeñas cosas que deberíamos tener en cuenta, un pequeño momento para nuestro interior, un conjunto de enseñanzas que toda persona deberíamos aprender para ser mejores personas. Espero que lo disfrutéis.

Debemos aprender que siempre existen tres enfoques en cada historia:

“Mi verdad, tu verdad y LA VERDAD”

Debemos aprender …

Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que quisiéramos ser.

Que es mas fácil tomar decisiones que llevar a cabo esas decisiones.

Que podemos hacer muchas mas cosas de las que creemos poder hacer.

Que no podemos forzar a una persona a amarnos….. únicamente podemos ser alguien que ama.El resto depende de los demás.

Que requiere años desarrollar la confianza en la otra persona y apenas un segundo destruirla.

Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.

Que las personas honestas tiene mas éxito en la vida a medida que va pasando el tiempo.

Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.

Debemos saber que …. somos responsables de nuestros actos.

Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo, y así debo entenderlo.

Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarte en los momentos más difíciles.

Que la madurez tiene que ver mas con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.

Que la juventud la marcan los proyectos e ilusiones y no nuestro DNI.

Que hay dos días de cada semana por los que no debemos preocuparnos: ayer y mañana. “El único momento valioso es ahora”.

Que aunque quiera mucho a la gente , siempre va haber alguien que no me devolvera ese amor.

Debemos saber que… no debemos competir contra lo mejor de los otros, sino a competir con lo mejor de mi.

Que tal vez alguna vez en la vida podemos hacer algo por impulso y luego arrepentirnos el resto de nuestras vidas.

Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente cuando nos sentimos defraudados.

Debo saber que en algunos actos de la vida si NO controlo mi actitud, ella me controlará a mi.

Que la violencia atrae mas violencia.

Que no importa que mi corazón este herido el mundo sigue girando, por lo tanto debo ser yo quien debe curarlo.

Que decir una verdad a medias a veces es tan malicioso como decir una gran mentira.

Que las personas que acostumbran a criticar a los demás, también alguna vez me criticarán cuando tengan la oportunidad.

Que es muy difícil ser o estar en positivo cuando estoy cansado o tengo problemas, pero que debemos intentarlo.

Que al final de la vida me daré cuenta de que las únicas cosas que valieron la pena son: Mi familia, un grupo muy selecto de amigos y unas experiencias que me dieron crecimiento personal.

Que es mucho mejor expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro de mi.

Que escuchar es mejor que decir.

Que comprender mejor que imponer.

Pero sobre todo, que hay mucho que aprender y poco tiempo para ello.

17 noviembre 2009 at 12:00 am 2 comentarios

Margarita, un corto con estrella

6176_264433250505_836730505_8542502_7600435_n
6176_264433255505_836730505_8542503_389484_n6176_264433260505_836730505_8542504_696653_n6176_264433265505_836730505_8542505_5228565_n

El corto de animación de Hampa Studio será presentado el próximo miércoles en las instalaciones de la Academia de cine de Madrid.

Una nueva estrella ilumina el firmamento audiovisual español. Margarita, una producción animada basada en el homónimo poema de Rubén Darío y en que la productora valenciana Hampa Studio lleva trabajando más de un año llega por fin a su presentación oficial.

La brillante adaptación narra una historia mágica en la que una joven princesa decide dejar atrás su cómoda vida para perseguir sus sueños. La lucha por la igualdad, el empoderamiento y la valentía son los pilares fundamentales de esta obra que pretende además proyectar con maestría el arte de la animación tradicional.

Cerca de 200 personas podrán disfrutar en las instalaciones de la Academia de Cine de un acto repleto de estrellas. La rueda de prensa que se ofrecerá y el obsequio con el que la joven productora agasajará a los invitados son sólo el reflejo de la ilusión y la luz que esta pequeña maravilla de 13 minutos proyecta.

Con la ilusión con la que se construyen los sueños y con el fulgor con el que se forjan las ilusiones, todo el equipo de Hampa Studio espera que Margarita alcance el firmamento y consiga pasito a pasito, su aspirado objetivo; provocar una lluvia de estrellas en el interior de quien disfrute de su visionado.

16 noviembre 2009 at 4:52 pm Deja un comentario

Sofing

He recibido bastantes respuestas en relación a vuestras costumbres cuando llegáis a casa, respondiendo al post del miércoles. Me ha sorprendido gratamente la aceptación de esa pincelada y sobre todo, la cantidad de propuestas que me habéis hecho sobre cómo disfrutar de nuestro tiempo libre. Gracias a tod@s.

Siguiendo la línea del otro día y con el fin de cerrar este capítulo (al menos hasta dentro de un par de meses) hoy voy a escribir sobre algo que sin duda yo necesito cada fin de semana en dosis justas y que tradicionalmente estaba mal visto. El sofing. Llevo años defendiendo las virtudes de esta técnica milenaria, pero han tenido que ser unos “gurús americanos” quienes al denominarlo sofatherapy se han quedado mas anchos que largos y lo han incluído en un catálogo junto a otras terapias alternativas como la cromoterapia, la vinoterapia, flores de bach, risoterapia, hidroterapia… La explicación de tan sofisticado método es el siguiente:

“Consiste en dejar transcurrir las horas tumbado en el sofá adoptando diferenes posturas que van desde el decúbito supino para zappear a gusto, hasta el tumbado siestero o prono pasando por la posición de piernas cruzadas y mazo de revistas atrasadas a mano. La sobreexposición puede causar lumbalgias”

Y se quedan tan a gusto jajaja.

Bueno pues aunque defensor de lo que siempre he denominado sofing, quiero convertirme en abanderado de un conjunto de terapias alternativas caseras. Como por ejemplo la cosquilloterapia, que consiste en hacer cosquillas a diestro y siniestro a quien se cruce por tu camino. La giroterapia que consiste en rodar por la alfombra como si fueses un niño pequeño (también exite la variante outdoor en césped), la saltoterapia, que se basa en saltar una baldosa sí y una no o la rockterapia que tiene su razón de ser en ejercitar nuestros músculos mientras hacemos un playback de nuestros grupos preferidos (escoba aceptada como complemento)

Invéntate nuevas terapias en las que se incentive la diversión, el disfrutar de las pequeñas cosas, y sobre todo, ahora que el sofing se ha institucionalizado… dejemos de hacerlo, seguro que se nos ocurren muchas otras técnicas ¿no?

Feliz fin de semana 🙂

13 noviembre 2009 at 12:00 am 2 comentarios

Show must go "home"

 

Las 19:30 y llego a casa… pienso ponerme el pijama y echarme en el sofá a ver la serie que hoy emitan en la tele. House, Chuck, CSI, Criando Malvas… Luego una cena ligerita y cuando mi cuerpo le diga a mis parpados que se acabó, me iré reptando a la cama hasta el día siguiente.

 

Sin embargo, lo cierto es que antes de irme a por el pijama, le doy al botón de encendido del ordenador con el fin de revisar el correo “no vaya a ser que haya llegado algo importante”, luego me cambio y voy al despacho, reviso el mail, pero también los periódicos digitales, las páginas amigas, leo algunos blogs, escribo mi entrada del día siguiente… cuando me quiero dar cuenta son casi las 3:00. Hora de irse a dormir.

Reconozco que no es muy aceptable esta actitud y aunque encontraría mil fórmulas para justificarla, hoy prefiero dejar que mi “yo sensato” me tire de las orejas.

Volviendo hoy a casa escuchaba la canción de Queen “Show must go on” y en una de mis maravillosas interpretaciones artísticas en las que le cambio la letra a las canciones (cosa que me divierte muchísimo), he terminado cantando “home” mientras se me venía a la cabeza los miles de personas que no son capaces de llegar a casa y desconectar. Que no pueden disfrutar de todas esas cosas que nuestros hogares nos ofrecen, estando en compañía o no, debemos aprender a relajarnos y olvidarnos del ruido diario de nuestra oficina.

El “show”, entendiendo éste como diversión, debe acompañarnos a nuestra casa, disfrutar de ella, vivirla. Entrar en las habitaciones que no solemos utilizar, sentarnos en el suelo en un rincón mientras vemos la casa desde otra perspectiva. Ponernos música, escribir o dibujar en un papel, leer un libro o ver la tele, pero siendo capaces de eliminar las interferencias laborales. Eso nos dará más vida y nos dotará de energía para volver al día siguiente.

No dejes que el trabajo te acompañe a tu casa pues la factura estará en tus relaciones o simplemente en tu equilibrio interior. Nuestra casa es nuestro templo, es el lugar donde nos sentimos a gusto y donde nos creemos más seguros. No dejes que la invadan los problemas o rutinas del trabajo. Aprende a desconectar y recuerda disfrutar de las pequeñas cosas. (mientras todo el mundo recuerda la canción por el anuncio de “Rufles”, me apetece acompañar esto hoy con la auténtica “Good Thing”)

Pero si aun no te he convencido o piensas que ese problema que te ronda no es tan fácil de hacerlo desaparecer, te propongo algo.
Imagina tu problema y sácalo de contexto, sitúa, de camino a casa, el problema en situaciones o con personajes que nada tengan que ver con tu realidad, eso rebajará tu nivel de atención y te ayudará en el proceso de desconexión. Por ejemplo, si las ventas han caído imagina a un grupo de esquimales poniendo a dieta a las ballenas porque ultimamente comen mucho, a un pintor que como sólo tenía un bote pequeño de cada color decidió pintar una pared con el arcoiris o a los ingenieros de la NASA inventándose planetas con los plastidecor de sus hijos, para poder documentar nuevos hallazgos y encontrar financiación.

Esta técnica sirve para desdramatizar y desbloquear estructuras mentales con un toque cómico. Te servirá realmente para poder llegar a casa y ésta vez sí ponerte el pijama y echarte a ver esa serie que te gusta tanto… o para hacer más caso a tu pareja o a tus hij@s o para jugar con tu mascota o para dar conversación al extraterrestre que guardas en el cajón de los calcetines, o para lo que tú quieras. Hoy, cuando llegues, disfruta de tu casa y desconecta, te lo mereces.

11 noviembre 2009 at 11:04 am 4 comentarios

El coach del Rey


Elvis Aaron Presley lo tuvo todo en la palma de su mano, pero no voy a hablar de su éxito. A pesar de su muerte, Elvis sigue vendiendo discos y actualmente ha superado la cifra de los 1000 millones de discos vendidos. Pero no voy hablar de eso tampoco.

No voy a hablar de su dura infancia en Tupelo, ni de sus primeras grabaciones en Sun Records. No escribiré sobre Heartbreak Hotel, con la que consiguió su primer número uno, ni de sus siguientes dieciocho temas que coronaron todas las listas. Ni de su servicio militar, ni de la creación del fenómeno “fan”, ni de sus innumerables apariciones en la televisión o en el cine.

Y no voy a hablar de ello porque está claro que Elvis es el Rey. Mucho se ha dicho o escrito acerca de ello así que no soy yo precisamente la fuente más informada para aportar nada de valor al respecto.

Sin embargo sí me gustaría escribir sobre una cosa. Elvis necesitaba un coach.

Evidentemente Elvis estaba en la cima, había conseguido modificar el mercado y liderarlo. Algo al alcance de muy pocos visionarios como IKEA, Microsoft o Cocacola. Reconoció sus virtudes, se preparó y desarrolló sus habilidades, vio un hueco en el mercado y con un estilo valiente se hizo con su público. Poco podía él soñar en que esa fisura en el mercado se convertiría finalmente en la gran industria musical en la que años después se transformaría.

Sin embargo, los reyes también caen y las organizaciones lo saben. Numerosas han sido las estructuras a lo largo de los últimos años que han muerto de éxito. Y la mayoría lo hacen por que se vuelven cómodas, por que no creen que haya llegado el momento del cambio, por que no han sabido evolucionar.

Cuentan que Elvis no entendía cómo podía triunfar la música Pop. Cuentan incluso que intentó en su famosa reunión con Nixon, prohibir la entrada a EEUU a los Beatles. No supo evolucionar. Millones de personas le aclamaban y aunque podía ser fiel a su estilo e innovar prefirió un estilo más conservador y duro. Esa evolución era posible, sólo hay que ver que la remezcla del tema “A Little Less Conversation” por JXL realizada en 2002 vendió más de diez millones de copias, sin embargo él no supo verlo.

Y ahí es donde se marca el punto de inflexión donde la entrada de un coach podía haber cambiado su destino. No le hacía falta habilidades ni presencia. Legiones de fans y fondo económico le sustentaban, sin embargo, necesitó a alguien que le reencuadrase, que le hiciese darse cuenta de la importancia de la adaptabilidad. Alguien con quien dejar fluir su estrategia, alguien que le hiciese de espejo. Como siempre digo, un coach no tiene la varita mágica para hacerte conseguir lo que quieras, pero sí te ayuda y espolea para que lo consigas como nunca otro profesional podría hacerlo.

ZARA lo hizo con la creación de nuevos productos, Microsoft se ha adentrado en la tecnología online e incluso en la batalla MP3 apareció Apple. Kodak está fabricando cámaras de gran calidad abandonando el papel que tantas ganancias le brindó en el pasado… Evolucionaron.

Por desgracia Elvis no tuvo un coach y en los setenta, la opulencia, su codicia y su prepotencia le llevó a unos excesos que finalmente, el 16 de Agosto de 1977 alrededor del medio día, Elvis es encontrado inconsciente en el baño de su habitación, es trasladado urgentemente al hospital Baptist Memorial en Memphis, y poco tiempo después es declarado muerto.

Cientos son las empresas que han conseguido situarse y hacerse con el mercado y cientos son las que podrían desaparecer en los próximos años. La lección la aprendimos con el más grande y por eso, las empresas más innovadoras, las que apuestan por la calidad, el desarrollo y el futuro cuentas cada vez más con coaches para sus empleados.

Ahora mira tu modelo de vida y de negocio, ¿Dónde te encuentras? ¿Estás en Tupelo? ¿Has aparecido ya en el Show de Ed Sullivan? Si es así, felicidades. Pero acepta una recomendación si acabas de publicar el “Elvis is back” o estás disfrutando de inmejorables escenas en Hawai, busca un coach que te ayude a analizar tu situación real y ayúdate a conseguir nuevas metas, nuevas ilusiones. Eso podrá reorientarte, buscar nuevas fisuras en el mercado y seguramente, con trabajo y perseverancia, volverte a colocar en un liderazgo futuro que te habrás ganado a pulso.

9 noviembre 2009 at 12:00 am 4 comentarios

¿Vanidad o compromiso?

Cuántas veces la línea entre estos términos no está claramente marcada. Cuántas veces nos encontramos a alguien que por continuar con sus tareas o deberes de la mejor manera que sabe, se le confunde con una persona vanidosa. Pero a su vez, cuántos actos vanidosos se intentan enmascarar bajo el siempre bien visto valor del compromiso.

Me viene a la memoria una historia que me gustaría difundir. Es la historia de un gran mago y su terrible consecuencia final. ¿Vanidad o compromiso? ¿Qué le llevó hasta tan trágico final?

El amanecer de la más grande leyenda de la magia tuvo lugar en 24 de marzo de 1874. Ese día nació un hijo al doctor Samuel Weiss, un rabino de Budapest, Hungría. El niño fue llamado Ehrich Weiss. Este niño estaba destinado a asumir el nombre que él haría inmortal tan solo diecisiete años más tarde: Harry Houdini.

A los nueve años de edad, Ehrich huyó de casa. Se unió a un pequeño circo en su pueblo natal. A la edad de once años, trabajó como aprendiz de cerrajería. En abril de 1891, a los diecisiete años de edad sacrificó su empleo en una fábrica de corbatas y comenzó su carrera como ilusionista. Houdini logró la proeza de escapar de cuerdas atadas a su alrededor en cualquier forma imaginable. Llegó a tal grado de experiencia, que eventualmente ofreció una recompensa de 25 dólares a cualquiera que pudiera atarlo de manera que no pudiera escapar. Él nunca perdió un centavo. Fue durante este período que conoció a Beatrice Rahner. En julio de 1894, pidió prestado 2 dólares a su prometida para pagar su licencia de matrimonio y la Srita. Rahner se convirtió en Bessie Houdini.

Cuando se encontraba en Londres, sorprendió a los oficiales de Scotland Yard, liberándose de supuestas esposas “a prueba de escape”. Prácticamente del día a la noche, se transformó de un modesto artista, que ganaba 18 dólares por semana, en una celebridad con honorarios de 1,800 dólares por semana.

A pesar de que Houdini ganó su reputación mundial como escapista, la magia estaba más cerca de su corazón. Fue en 1924 que combinó su trabajo en escapismo con la magia y las ilusiones. Viajó por los Estados Unidos presentando “The Houdini Mystery Show”. Esto siguió hasta el 31 de octubre de 1926, cuando Houdini conoció su prematura muerte en Detroit, a la edad de 52 años. A Bessie, Houdini heredó la suma de 500,000 dólares y al mundo una colorida leyenda, matizada de emoción, valor y misterio.

EL CAPÍTULO FINAL

El telón final cayó para Houdini a la 1 a.m. del lunes 31 de octubre de 1926. El último acto de su vida había comenzado quince días antes cuando inició su temporada en el teatro Princess en Montreal. Su programa de dos funciones diarias incluía una conferencia sobre fenómenos psíquicos y espiritismo en la Universidad McGill. Después de la conferencia, los estudiantes presentaban sus respetos a Houdini, quien complacido con esto, invitaba a los estudiantes a visitarlo en el teatro.

La mañana del viernes un artista joven, acompañado de dos amigos saludó a Houdini. Uno de los amigos, una estrella del boxeo en la Universidad, preguntó si tendría el privilegio de golpear a Houdini en el abdomen. El estudiante quería convencerse de la fortaleza que Houdini proclamaba tener en su condición física. Houdini, quien se encontraba sentado, aceptó el reto. No había terminado de levantarse aún, cuando el joven golpeó su abdomen con todas sus fuerzas. Después del inesperado golpe, la cara de Houdini se puso blanca mientras hacía esfuerzos para respirar. Algunos minutos después, Houdini pidió al joven que lo golpeara nuevamente. Esta vez él estaba preparado para recibir el golpe. El estudiante lo golpeó una vez más y se encontró con un abdomen duro como un roble. Houdini había comprobado su fortaleza y el joven boxeador quedó ampliamente impresionado. Houdini no se dio cuenta, pero en la demostración de su fortaleza al joven estudiante, había sufrido la ruptura del apéndice, que se convirtió en el umbral de su reto final.

Al siguiente día, Houdini milagrosamente cumplió con sus presentaciones de la mañana y de la tarde, con las cuales concluía su temporada en Montreal. A pesar de que su condición empeoraba, abordó el tren hacia Detroit, donde tenía el compromiso de hacer una función en la noche del lunes 24 de octubre. Cuando arribó a Detroit, Houdini sufría de severa fiebre y continuos escalofríos. Su esposa Bess le suplicaba considerar la hospitalización, pero sus ruegos no eran escuchados. Al oír las noticias de que las localidades del teatro estaban agotadas, la atención médica era lo último que pasaba por la mente del artista. El público de esa noche vio la sonrisa cautivadora y sintió la grandiosidad en el hombre, pero difícilmente pudo darse cuenta de que él estaba muriendo. Mientras actuaba, la fatiga aumentaba y su agonía casi lo paralizaba. Esa fue su última actuación. Houdini se desmayó y fue llevado al hospital Grace, donde fue sometido a cirugía mayor de urgencia durante la mañana del siguiente día. Poco se pudo hacer para detener la inevitable consecuencia del engangrenado apéndice que el cirujano encontró.Siete días más tarde, Houdini dijo a su hermano Hardeen, “Estoy cansado de luchar. Creo que esta cosa me va a vencer.” Houdini cerró sus ojos por última vez. Era la mañana del Halloween.

Houdini pudo haberse salvado y continuar con una exitosa carrera si hubiese prestado un poco más de atención a su salud. Quizá si la vanidad no le hubiese pesado tanto…¿O fue su compromiso?

Feliz fin de semana

6 noviembre 2009 at 12:00 am Deja un comentario

En momentos como estos

32

En estos momentos, si miro alrededor, veo personas que no toman responsabilidades de los errores pasados y siguen alimentando al monstruo que ha engullido a otras miles. Veo a políticos corruptos que hacen auténticos esfuerzos por borrar la línea entre lo público y lo privado. Entre el beneficio común y el particular. Veo a personas estresadas que no son felices con la vida que tienen pero se conforman con seguir despertándose cada día. Veo a quienes recurren a las peores estrategias para alcanzar el puesto deseado o guardar su status aun sabiendo que con sus actos dañan a otras personas o incluso ponen en peligro a su organización…

En estos momentos, si miro alrededor, cualquier persona querría poder reiniciar el sistema y comenzar de nuevo.

Sin embargo, en momentos como estos, descubro que cientos de personas son capaces de dedicar un minuto a felicitar a alguien que apenas conocen, sólo por saber que están transmitiendo buena energía. Me ilusiono por saber que existen profesionales que cada día se ponen manos a la obra para sacar adelante esta situación social en la que nos encontramos. Recuerdo que existen miles de personas dedicadas a la política que no sólo no toman el dinero de todos como suyo, sino que incluso a algunos, les cuesta dinero representar a sus ciudadanos. Me cruzo con personas que creen en la influencia positiva y actúan para alcanzar su éxito, pero sin dañar a nadie, protegiendo a sus compañeros y  la organización.

En momentos como estos, miro a mi alrededor, y me doy cuenta de que todo esto merece la pena.

Es cierto que las malas acciones de unos dañan y pervierten el imaginario colectivo de una manera irresponsable. Es cierto que si observamos tanta agresividad, prepotencia, despotismo o a tantos agentes desmotivadores y no sintiésemos rabia e indignación, formaríamos parte de dicha masa gris en la que nada es importante si no es importante para uno mismo. Es cierto que hay personas descreídas que han decidido salvar su situación particular, olvidando sembrar para proteger la general.

Pero en momentos como estos es cuando debemos estar más unidos.

Debemos mantener un discurso optimista y positivo con soluciones comunes para salvar la situación global de nuestras organizaciones y la de quienes nos rodean. Debemos destruir los escudos de quienes intentan que nada cambie con argumentos poderosos y con una motivación apropiada. Debemos generar reflexiones profundas para que cada persona cambie su mundo hacia uno mejor para si, pero también para el resto. Debemos provocar que la rueda del cambio y energía positiva comience a andar para que nada detenga esta poderosa unidad.

En momentos como estos, si miro a mi alrededor, esto podría parecer una utopía o palabras vacías. No lo son.

Dedícate unos minutos y piensa ¿A quien estás perjudicando con tus acciones? ¿A quien influyendo positivamente? ¿Qué sentimientos provocas en aquellas personas que te rodean? ¿Qué haces por ser feliz? ¿Qué estás tolerando aun sabiendo que te hace entristecer? y lo más importante ¿Qué puedes hacer hoy por cambiar un poco tu mundo en positivo?

Ayer cumplí 32 años y cientos de personas me dedicaron un minuto para dejarme sus buenos deseos. Decenas me llamaron por teléfono o me mandaron mails. Si cada una de esas personas sólo consumió un minuto de su tiempo en hacerlo y a mí me llegaron aproximadamente unas 400… Ayer me regalaron 6 horas de influencia positiva. De una manera generosa, sin esperar nada a cambio. Es decir, mi día de 24 horas pasó a tener 30. Muchas repletas de buenos momentos provocados por mí, como ver a mis hermanos, a mi familia, o a mis amigos en Madrid. Pero muchas otras horas, muchísimas, estuvieron creadas por esas personas que estaban ayudando a que mi día cambiase a mejor.

En momentos como estos, cuando soy un año mayor, no quiero construir mi mundo sobre aquellas personas que no creen en ayudar a que todo esto cambie. A personas que no se estremecen ante un telediario o ante la situación política.

En momentos como estos, miro a mi alrededor, y me doy cuenta de que la potencia y energía que entre todas y todos podemos generar con pequeñas acciones son los pilares en los que quiero sustentar mi mundo. Generosidad, optimismo, soluciones prácticas y sentido de ayuda. Sabemos que la sociedad está necesitada, ¿vas a seguir compadeciéndote y formando parte de esa masa dañina o vas a tomar las riendas y comenzar con tu influencia social?

5 noviembre 2009 at 10:00 am 5 comentarios

Entradas antiguas


La grandeza de las cosas simples

Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.

Entradas recientes

Categorías

Feeds

Cosas simples del mes

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Mi blog en Technorati